28 años sin Zitto: tres fogones para recordar a los músicos muertos en la tragedia de Bella Vista

Este viernes 8 de septiembre se cumple un aniversario más de la desaparición de los músicos chamameceros fallecidos en la tragedia de Bella Vista. En su nombre se encenderán los tradicionales “Fogones de la amistad” en la plaza España, a las 21.

Zitto Segovia.

Familiares y amigos de Zitto Segovia, junto a Radio Libertad, motorizarán el encendido de los tres fogones, el acto conmemorativo y posterior tributo a cargo de los músicos populares y grupos de baile, para homenajear este viernes a los músicos desaparecidos en la tragedia de Bella Vista. En esta oportunidad se prenderán tres fogones evocando a los cantores que murieron en aquel accidente y al periodista fallecido Manolo Bordón, el precursor inicial de esta celebración.

Advertisement

La organización cuenta con el auspicio de la Municipalidad de Resistencia que aporta la logística necesaria en la plaza y la Empresa UNITAN de Puerto Tirol donará la leña como cada año desde que se realizan los fogones.

Se invita a la comunidad de Resistencia, a los jóvenes, a las familias a que participen del acto de encendido de los fogones que ya se convirtió en un hecho cultural por todo lo que representa.

Se montará un escenario en la plaza por el que desfilarán músicos populares y dos ballets de danza como parte del tributo que se brindara a los músicos y al periodista desaparecido.

La historia tras de la historia
Zitto Segovia tenía 37 años cuando falleció en aquel accidente en la aguas del río Paraná junto al arquitecto Johnny Behr, su percusionista. También perdieron la vida el “Chango” Paniagua, de Puerto Vilelas, miembro entonces del Trío Corrientes; el “Yacaré” Aguirre locutor y recitador chamamecero y los hermanos “Gringo” y Michel Sheridan del grupo “Reencuentro”.

El viernes 15 de septiembre de 1989 se organizó una gigantesca “Caravana de la Flor”, en la que miles de chaqueños y correntinos confluyeron en el Puente General Belgrano para arrojar flores al río pidiendo por la aparición de los cuerpos. Luego, cientos de personas se congregaron en la Plaza España, escenario de grandes presentaciones de Zitto Segovia y se encendieron dos fogones alegóricos.

Fue el 16 de septiembre cuando la Prefectura Naval Argentina encontró su cuerpo. El músico popular fue sepultado el domingo en lo que fue el más grande sepelio que protagonizaron los chaqueños en toda su historia.
Desde entonces, se cumple el sagrado rito de encender, cada 8 de septiembre, los fogones que evocan a Zitto, a Johnny y a los chamameceros fallecidos en aquella tragedia.

Tras el fallecimiento del periodista Manolo Bordón, se agregó un fogón más como un merecido homenaje por mantener esta tradición en el tiempo, hasta convertirla en un hecho cultural.

Aquel día en el río, se fueron los hacedores, los que estaban floreciendo, los que ya habían hecho un camino en la música y los que empezaban a transitarla desde el chamamé con un aire distinto e innovador.

Pero a pesar del dolor y gracias al legado de estos músicos, el chamame renació desde lo más profundo en cada nueva propuesta, en ambas orillas del río Paraná para quedarse a vivir en el litoral.

Advertisement
Compartir