Todos a la casa: ahora conceden domiciliaria a un ex fiscal acusado por delitos de lesa humanidad

Al igual que el genocida Gabino Manader días atrás, la justicia federal del Chaco concedió el beneficio de la detención domiciliaria al ex fiscal federal de Resistencia, Roberto Domingo Mazzoni, quién se encuentra alojado en la Unidad Penal 7 de la capital chaqueña. El ex funcionario judicial está acusado de ser parte de la "complicidad judicial" con la dictadura.

Sede del Juzgado Federal de Resistencia.

La titular del Juzgado Federal N° 1 de Resistencia, Zunilda Niremperger, hizo lugar al pedido de prisión domiciliaria del ex fiscal federal de la capital chaqueña, Roberto Domingo Mazzoni, quién aguarda el juicio oral y público donde será juzgado por formar parte de la “complicidad judicial” que permitió el despliegue del Terrorismo de Estado en la zona. Hace casi un mes falleció en su domicilio de la provincia de Buenos Aires el ex juez federal Luis Angel Córdoba, a la edad de 79 años, quién también debía ser juzgado en la misma causa por delitos de lesa humanidad.

Advertisement

La resolución de la jueza Niremperger fue dictada el 25 de agosto pasado y se funda en que el detenido supera los 70 años de edad. Entre sus fundamentos, Niremperger señala que “en función de la edad cronológica que ostenta, puede considerarse que el encierro carcelario comporta un perjuicio adicional al que es natural y esperable en toda pena privativa de la libertad”. A ello, se suma “el estado de salud conforme de las constancias” adjuntadas al expediente.

La magistrada federal precisa, además, que se incorporó al expediente un “informe social favorable donde se destaca la conveniencia de acceder al beneficio impetrado”, y considera que no es “factible que el encartado intentara eludir de la justicia o entorpecer la investigación por cuanto posee arraigo”.

Vale recordar que el 5 de marzo de 2017 venció la prórroga de la prisión preventiva que había dictado un año antes la jueza Niremperger en la causa contra Mazzoni y que recién fue confirmada por la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia el 7 de marzo de este año (ya vencido el plazo) y luego por Casación a fines del mes de junio.

De qué se lo acusa

Mazzoni se encontraba detenido desde el año 2012 en la cárcel federal de Resistencia y aguarda la fecha del juicio oral y público donde será juzgado por cinco casos de “incumplimiento de los deberes de funcionario público en la forma de abuso de autoridad”; “incumplimiento de la obligación de promover la represión penal” y “encubrimiento” por delitos de Lesa Humanidad.

De acuerdo a lo que se pudo comprobar en la etapa de instrucción por parte de la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía Federal de Resistencia, luego corroborado en instancias superiores, tanto Mazzoni como Córdoba habían incurrido en un rechazo sistemático de las acciones de hábeas corpus planteadas por los detenidos políticos o sus familiares, en la omisión de dar trámite a las denuncias de torturas formuladas en ocasión de recibir indagatoria a los encausados por Ley 20.840 y en su actuación ante allanamientos ilegales. En ese contexto, se llegó a la conclusión de que habían vulnerado con su accionar activo y omisivo una relación de fomento o de protección de los bienes jurídicos de las víctimas como la integridad física y la libertad.

Igual que a Manader

Hace pocos días, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Resistencia había confirmado la prisión domiciliaria del genocida Gabino Manader, uno de los represores emblemáticos del Terrorismo de Estado en la región, considerado como uno de los jefes de la “patota de la Brigada de Investigaciones”, el principal centro clandestino de detención en la zona. En 2010 fue condenado a 25 años de prisión por torturas contra detenidos políticos en la causa Caballero I y actualmente está siendo juzgado por otros delitos de lesa humanidad, incluido el de la violación sexual de detenidas políticas, en la sede de la ex Brigada de Investigaciones.

 

 

Advertisement
Compartir