Pase a Comisión para el pedido de renuncia de Patricia Bullrich

Se trata de una resolución que cuestiona el desempeño de Bullrich en las investigaciones por la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Fue impulsada por Libres del Sur y tomó fuerza como cuestión previa hasta acopiar el apoyo del PJ, la Concertación Forja y el Frente Grande, aunque no lograron los dos tercios. Con polémicos argumentos y trazando paralelismos con la de Julio López y Maira Benítez, y hasta con la muerte de Nisman, Cambiemos votó en contra.

Por un voto se frustró la sanción de la Resolución que pide la renuncia de Patricia Bullrich.

La iniciativa, planteada como cuestión previa por el diputado de Libres del Sur Carlos Martínez, se llevó al menos tres horas de debate, previo al tratamiento del temario acordado en labor Parlamentaria.

Advertisement

La resolución solicita al Poder Ejecutivo Nacional “la renuncia inmediata de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich debido a su ineficiente y cuestionado desempeño en las investigaciones por la desaparición forzada de Santiago Maldonado” y, si bien se esperaba que acumulara los dos tercios que requería su aprobación sobre tablas, la falta de un voto ante la retirada de uno de los legisladores del oficialismo, terminó por frustrar lo que hasta la votación se avizoraba como un hecho.

Matínez planteó primero su preocupación por las últimas informaciones en torno a la desaparición forzada de Maldonado. Interpeló a sus pares a asumir “una posición clara, no solo en el rechazo de la represión en Chubut sino porque se han filtrado informaciones de un organismo de Seguridad Nacional que no es la Gendarmería, donde las versiones sobre la participación de Gendarmería son cada vez más fuertes. Se habla de un estacamiento y una golpiza previo a la muerte del ciudadano. TN lo ha dado a conocer ayer (martes) y la conferencia de prensa que realizaron los familiares junto al CELS se habla de una actuación deplorable de Patricia Bullrich y de su jefe del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, que rayan el encubrimiento de la desaparición forzada de un ciudadano”.

Cuestionó la conducta de Bullrich, de “defender, sin mediar investigación, a la Gendarmería y de negarse a reconocer la desaparición forzada cuando la carátula de la investigación así lo indica”. “Corresponde la separación o suspensión de las fuerzas que intervinieron en el operativo”, cuestionó y, con posterioridad, consideró que “raya el delito penal o el incumplimiento, al menos, de funcionario público”.

Repudió también expresiones y argumentos que conllevan a revivir la cultura del “algo habrá hecho” y pidió prudencia en ese sentido: “Por más que no compartamos la metodología de lagunas organizaciones, si acá hubo algún elemento de las Fuerzas de Seguridad de la Gendarmería Nacional que estaqueó y golpeó y, como dice este informe, “se les fue de las manos”; no lo podemos tolerar y menos con excusas inexplicables de la Sra. Bullrich. Una cosa es la institución y otra los hombre que integran las instituciones”, aclaró.

El cruce de Cambiemos
Desde la oposición, inició entonces con Roy Nikisch una ronda de refutaciones cual si fuera una competencia. El diputado de Cambiemos se ofuscó entonces con que “seguramente el diputado Carlos Martínez habrá presentado un proyecto cuando desapareció Julio López, desaparecido forzoso del gobierno peronista”.

Algo de cordura aportó desde el PRO, Luis Obeid. “Es un tema que entristece a todos. Ni vale empezar a mirar para atrás. Pero lo que quiero dejar en claro es que el Gobierno Nacional esta trabajando, colabora con la Justicia, no prejuzga, no descarta. Acá no hay ninguna hipótesis de encubrimiento. Lo único que se descarta es que haya una decisión política”.

El jefe de bancada, Carim Peche, siguió la línea de Nikisch y fue aún más allá. Aseguró que no se debate ni se discute el hecho de que “todos queremos que aparezca Santiago Maldonado. Que en un Estado democrático ocurran estas cosas es triste. Igual que muera un fiscal como el caso Nisman. Nikisch mencionaba el caso de Julio López y también coincido con Carlos (Martínez), en que inmediatamente deben separar a los involucrados del operativo de la Gendarmería”.

Aseguró entonces que “hay 38 desaparecidos en Chaco. ¿No les parece que habría que preocuparse? ¿Ustedes creen que el Comité contra la Tortura va a investigar a su propio gobierno? Ojo con los mensajes, con lo que decimos. 38 desparecidos, página oficial del Gobierno de la provincia del Chaco. ¿Quienes somos nosotros para decirle al presidente (Mauricio Macri) que haga renunciar a la ministra?”, cuestionó; al tiempo que le quitó peso a los últimos informes que tomaron estado público: “Son versiones de la Policía Federal, versiones”.

Más adelante, y en sintonía con la posición que fueron tomando desde Cambiemos, Livio Gutiérrez comparó la desaparición de Santiago Maldonado con la de Maira Benítez y la responsabilidad de Bullrich con la que podría cargar el ministro de Seguridad provincial, Martín Nievas, en dicho caso.

“Las fuerzas del Estado no pueden hacer cualquier cosa”
Raúl Acosta, por la Concertación Forja, acompañó a Martínez en la resolución y en las expresiones. “El caso de Maldonado es grave. Desde el radicalismo pensamos que estas cosas no iban a suceder más”, dijo. Cuestionó en el mismo tono todo el proceso de investigación desde hace más de un mes a esta parte y cuestionó e interpeló: “Lo grave es que se rompe un pacto democrático que teníamos entre todos. Cuando se toca un tema de los derechos humanos tenemos que ponernos codo a codo. Y el resto de los hechos no tienen nada que ver. Es una vergüenza, yo creo que la ministra (Bullrich) tiene que dar un paso al costado. Esa es la Gedarmería que nos cuida. En esto tenemos que ser muy firmes todos los partidos políticos. La Gendarmería y cualquier fuerza del Estado no pueden hacer cualquier cosa. Y quiero creer que no es un mensaje del Gobierno nacional de decir “mirá lo que le pasó a este, te puede pasar a vos”. Tenemos que hacer causa común”, pidió a sus pares.

Por su parte, la diputada justicialista Celeste Segovia, arremetió contra el radicalismo: “Yo no sé si aquí hay mala fe o ignorancia” dijo, y los cuestionó frente a su historia y la reivindicación de su lucha por la Memoria Verdad y Justicia. “Quiero creer que confundir los términos de desaparición con desaparición forzada en cuanto a la Convención de Derechos Humanos, es una cuestión de ignorancia y no de mala fe, porque sino estaríamos en un grave problema”.

Y dicho esto, si consideró “de muy mala fe hacer una contabilidad con Nisman y López. Aquí hay un ciudadano que despareció y hay una responsabilidad directa ilegal del Gobierno nacional; de Macri y de Bullrich, porque nos deben garantizar la seguridad a todos quienes habitamos el suelo argentino. Están creando un clima de época donde las Fuerzas de Seguridad se creen con autoridad de llevar a cualquier ciudadano por participar de una protesta social”. Así, planteó su acompañamiento pleno a la iniciativa de Martínez.

Desde el Frente Grande, Daniel Trabalón, adelantó su acompañamiento y compartió las expresiones tanto de Segovia como de Acosta. “Esta es la tercera sesión consecutiva que tocamos este tema. Es la cotinuidad agravada de lo que fue el fallo de la Corte Suprema por el 2×1”. Recordó que previo al cambio de caratula, desde el bloque ya se había planteado la cuestión de la “desaparición forzada”. “Nos tildaron entonces de tratar de introducir una cuestión política” dijo y cuestionó que “es retroceso grave que la Legislatura provincial no pueda expresarse en unanimidad”.

Detalló entonces parte de la lucha militante de Julio López durante la década de los 70 y desde ahí hasta su desaparición en el contexto de testificar contra los genocidas puestos en el banquillo. “No sólo se tiene que ir la ministra (Bullrich), se tiene que ir esta política”, aseguró.

La insistencia de Cambiemos y la retirada de Cuesta
Obeid retomó las expresiones de Segovia, sobre “mala fe o ignorancia” aunque reconoció que “lo que no puedo callarme es que el diputado Trabalón vaya más lejos (que Segovia), y hable de democráticos o antidemocráticos. Eso no te lo voy a permitir. Si realmente nos importa Santiago Maldonado podemos hablar en serio; todo lo otro, para mí, es tribuna”.

Retomó Peche en tono imponente y terminada su nueva intervención la presidenta del Parlamento, Élida Cuesta, tomó la palabra y pidió a Acosta que presida “porque la verdad siento mucha vergüenza en los términos en los que se está abordando esto”.

Hugo Domínguez, a su turno, volvió sobre la teoría de Julio López y la del fiscal Nisman, pese a todas las aclaraciones sobre la brecha que separa el término de desaparición, de la de desaparición forzada que implica al caso Maldonado por haber intervenido el Estado. Pidió poner el acento en la aparición con vida de Santiago Maldonado y “no en la chicana política”.

Lo cruzó el justicialista Rubén Guillón quien luego de rebatir uno a uno los polémicos argumentos de Cambiemos, pidió que el Gobierno asuma la responsabilidad política. Y más lejpos aún, rechazó de manera contundente también las gestualidades “hipocresías e ironías” de legisladores de la oposición a la hora de abordar el tema.

Su par Roberto Bracone recordó los aviones de la Revolución Libertadora que bombardearon la Plaza de Mayo y también que aún los peronistas “nos estamos preguntando donde están los 30.000 desaparecidos. A mí me preocupa cuando desaparece alguien”. Y, tras defender de manera tajante a su partido político, terminó con un ‘Viva Perón’ que retumbó en el Recinto.

Sergio Vallejos marcó su posición política personal. “Estoy orgulloso de ser radical, no soy ni peronista, ni integro Cambiemos” aclaró. Observó que en el debate, e incluso en el proyecto que se discutía, podría haber un sesgo de “intencionalidad política”, por lo que avisó que no acompañaría; pero sí aseguró que “el mejor favor que podría hacer Bullrich es renunciar ya”.

Cerró el jefe del bloque justicialista, Hugo Ságer y fue contundente: “Nuestra bloque va a apoyar el proyecto que hoy impulsa el diputado Martínez”, dijo; y en medio de un fuerte posicionamiento sobre la cuestión de la desaparición forzada, deslizó: “Estamos volviendo a la figura de aquel dictador que cuando le preguntaban, decía que los desaparecidos no están, que no existen. Eso es lo preocupante”, manifestó.

Advertisement
Compartir