El Gobierno Nacional reconoció que no cumplirá la Ley de Emergencia Social

"Una nueva provocación", así definieron los referentes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa la reunión que hoy mantuvieron con los ministros de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Trabajo, Jorge Triaca, y con el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.

Marcha de los movimientos sociales.

De espaldas a los reclamos populares
Después de un mes de movilizaciones, el Ejecutivo aseguró que “no pondrá en práctica los proyectos productivos y otras políticas” contempladas en la Ley que sancionó el Congreso en diciembre pasado.

Advertisement

Desde fines de julio, las organizaciones populares reclamaron que el Gobierno cumpliera con la ejecución de los 10 mil millones de pesos anuales contemplados por la ley, de los que solo ejecutó un 30 por ciento, y que se sancionara una ley de Emergencia Alimentaria que afrontara la tragedia que representa que el 43 por ciento de los chicos que asisten a los comedores populares sufran malnutrición.

Luego de que Stanley recibiera un petitorio con miles de firmas reclamando la emergencia en cuestión, el vicejefe de Gabinete canceló la primera reunión prevista con las organizaciones populares porque se encontraba de vacaciones. Finalmente la reunión se concretó hoy pero los funcionarios se mostraron implacables ante los reclamos.

Tras la reunión, los dirigentes sociales advirtieron que la respuesta oficial ocurre “en un marco de creciente persecución y hostigamiento contra los movimientos sociales, los pueblos originarios y los trabajadores”, y denunciaron que el Poder Ejecutivo adoptó una “actitud de explícita soberbia” al desconocer una ley aprobada por el Congreso: “Dejaron en claro que no pondrán en práctica los proyectos productivos comunitarios y otras políticas sociales estipuladas en la ley”, denunciaron.

Frente a la negativa del Gobierno de cumplir con la ley, la CTEP, Barrios de Pie y CCC realizarán el lunes próximo una asamblea de delegados para evaluar un nuevo plan de lucha, que podría contemplar movilizaciones a las grandes cadenas de supermercados para pedir alimentos y una jornada nacional de acampe en las principales avenidas y rutas de todo el país.

Simultáneamente hubo protestas en España, Francia, Uruguay, Chile, México, Austria y los Estados Unidos, que se convocaron a través de los redes sociales.

Advertisement
VIApagina12.com
Compartir