Parque Nacional El Impenetrable: Ocampo subrayó que fue un “hecho colectivo”

El exgerente del fideicomiso La Fidelidad y actual concejal de Resistencia, Rodrigo Ocampo, hace un repaso de todos los actores que participaron de la historia que hizo posible que la estancia La Fidelidad se convierta en el Parque Nacional El Impenetrable, el segundo en nuestra provincia.

Crearían un Centro de Investigación en el Parque Nacional El Impenetrable

Celebrando la creación del Parque Nacional “El Impenetrable” en la antigua Estancia La Fidelidad, considero una especial oportunidad para decir algunas certezas escondidas, en esta suerte de relato de época. Es cierto que si la historia las escriben los que ganan, quiere decir que hay otra historia, la verdadera. Resolviendo para la posteridad que la creación de este Parque Nacional es un hecho colectivo, democrático y anónimo.

Advertisement

La vital continuidad jurídica de lo iniciado en 2011 por el gobierno de Jorge Capitanich permitió a la Provincia y la Nación consolidar el proceso de gestión, incluyendo la labor de la Administración de Parques Nacionales. La novedad se produjo por la articulación público-privado en la tarea de conservación, esto es realmente inédito en la Argentina y lo fue para ese momento.

Un Parque Nacional es una decisión ejecutiva, en este caso además fue una construcción entre gobierno y ciudadanía. Siendo Mempo Giardinelli un eslabón central del proceso primitivo, además de Emiliano Ezcurra de Banco de Bosques (hoy vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales) y Sofía Heinonen (Conservation Land Trust Argentina), épicos en cada uno de los pasos que pudimos dar, desde los aportes técnicos hasta la permanente tracción humana de sumar nuevas voluntades, nuevas organizaciones ambientales hasta actores del deporte y la cultura que potenciaron la visibilización. Con el atino de Eduardo Aguilar, en ese momento presidente de la Legislatura, acelerando los consensos y construyendo junto a los diputados Fabricio Bolatti y Daniel Trabalón, los instrumentos necesarios para fortalecer la decisión política de conservar para siempre el Impenetrable Chaqueño en un Parque Nacional.

Punto de partida

El punto de partida fue la ley 6833, que crea la reserva de recursos sobre las 130.000 hectáreas de la Estancia “La Fidelidad”, incorporando además y como acción legal consiguiente las leyes 6928 y 6929, declarando la utilidad pública y social, estableciendo el valor de la expropiación en 64.000 millones de pesos y la creación de un fideicomiso ambiental. Una decisión de alta reacción institucional, luego de la muerte de Manuel Roseo, el dueño histórico de La Estancia, dada la firme intención de grupos económicos de influir en el destino de ese territorio, bajo la intención de hacer con la madera del bosque, la tierra y los animales, un negocio fenomenal.

La política con mayúscula puso las cosas en su lugar, a base de leyes y decisiones acertadas. Logrando a posterior, en el año 2013, la transferencia al Estado Nacional por la ley 7312. Trasladando el debate chaqueño a la esfera nacional, permitiendo que en 2014 el Congreso Nacional cree por la ley 26.996 el Parque Nacional “El Impenetrable”. Una línea de tiempo con la sinergia de una época de logros, que consagraron una etapa de valoración positiva desde el punto de vista de la conservación de los recursos naturales, pero también positiva por la apuesta de desarrollo turístico al Departamento Güemes, desde el capital natural, cultural y humano de la zona. Lo colectivo y lo democrático son la matriz filosófica de un sólido proceso institucional, que incluyo leyes, avatares judiciales, acciones comunitarias, monitoreo y defensa del lugar.

Esfuerzos anónimos

Los factores institucionales que provocaron la creación del Parque Nacional fueron imprescindibles, pero la historia no termina en los gobiernos. Desde Enzo Francescoli, Luis Landriscina, Juanita Viale, Rubén Rada, Seba Ibarra, Kevin Johansen, Charo Bogarín, Milo Lockett, tantos y tantos más, sumando. La recordada campaña que inició el Grupo Danone, con su marca Villavicencio, desató apoyo de empresas, organizaciones y ciudadanos que en el tiempo amplificaron la voz del bosque.

Los esfuerzos anónimos, nacidos desde el amor natural que muchas organizaciones demostraron en cada paso que dimos, merecen un firme reconocimiento. Quisiera mencionar a algunas, como por Fundación Banco de Bosques, The Conservation Land Trustm, CEIBA, Aves Argentinas y Red Yaguareté, Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA), Fundación Biodiversidad, Fundación Hábitat y Desarrollo, Greenpeace Argentina, Fundación de Historia Natural Félix de Azara, Fundación ProYungas; Sarem, Fundación Mempo Giardinelli, Flora y Fauna Argentina, ACEN, Fundación AVINA y Fundación Naturaleza para el Futuro. Seguramente faltará mencionar otras organizaciones y personalidad, todas unidas por el amor al monte, a lo nuestro.

La Fidelidad

La Fidelidad es el Amazonas del Gran Chaco Americano. Ubicada geográficamente en cercanías al sur de Bolivia y el oeste de Paraguay, una porción boscosa inigualable con características naturales y culturales, propias de “El Impenetrable”. En este sitio hay una enorme posibilidad de contribuir al salvataje del ecosistema más importante de ésta microrregión de América Latina, por su enorme biodiversidad y por el paso estratégico de agua dulce del Río Bermejito – Río Teuco.

Transformar la antigua estancia en un bien público nos permitió trascender generacionalmente, deteniendo el ataque sobre los bosques, la depredación de especies en peligro de extinción, y el olvido a los pueblos del norte. En la creación del Parque Nacional del Impenetrable, podremos combinar soluciones históricas con líneas sostenibles de acción concreta que potencien ciudades como Juan José Castelli, Miraflores, Villa Río Bermejito, Fuerte Esperanza, Misión Nueva Pompeya y Sauzalito. El hecho político por excelencia radica en darle al ambiente garantía de futuro, algo muchas veces difícil de lograr por el ataque criminal que el capitalismo produce sobre nuestros recursos naturales.

Es una gran noticia para todos los que amamos “El Impenetrable”, demostrando el Gobierno Provincial la firme convicción de continuar este proyecto, emblemático para la Provincia del Chaco y la Argentina. Pero también para los pobladores, el campesinado norteño y las comunidades indígenas, es el Pueblo que marcha al futuro celebrando la vida, el mismo que desde tiempos ancestrales conservó con sus propias fuerzas este rincón del mundo, ansiando la dignidad y el mejor vivir, peleando siempre contra el olvido y la memoria que no se apagará jamás.

 

 

Advertisement
Compartir