Constructores chaqueños refutan dichos del secretario de Vivienda: “Los fondos que enviaron no alcanzan”

El presidente del Centro de Empresas Constructoras, Mateo Aleman, refutó los dichos del secretario de Viviendas de la Nación, Domingo Amaya, al señalar que los fondos enviados por Nación son cuatro veces menos de los que se necesitan para reactivar las 7 mil viviendas que están paralizadas en el Chaco. Lo acusó de decir “fanfarronerías impropias de su jerarquía”.

Foto: ilustración

El secretario de Vivienda de la Nación, Domingo Amaya, salió a los medios a aclarar que el gobierno nacional no retacea ni tiene retrasos en el envío de fondos para la construcción de viviendas del Chaco. Aseveró que en lo que va del año, ya suman 636 millones de pesos otorgados.

Advertisement

En respuesta a estos dichos, el presidente del Centro de Empresas Constructoras, Mateo Aleman, aseguró que los montos a los que hizo mención Amaya representan mucho dinero para el común de la gente pero es escaso para la reactivación de 7 mil viviendas.

“Sus declaraciones son una fanfarronería que no se corresponde a su jerarquía administrativa”, disparó Aleman. “Esto de andar fanfarroneando que han mandado $636 millones cuando en realidad tendrían que haber bajado cuatro veces más. Esto no es una buena aclaración”, sostuvo en declaraciones a RADIO CIUDAD.

“Nosotros tendríamos que haber recibido cuatro veces más. Tendríamos que estar hablando de entre 1.800 millones y 2 mil millones de pesos, acompañando el pago de los avances de obra”, aclaró Aleman.

El dirigente empresarial fue más allá y acusó al gobierno nacional de repetir “consignas” vacías de contenido. “Seguimos insistiendo en un concepto: están llenos de consignas. Hay una visión hacia octubre. Ponen titulares en los diarios, títulos marketineros. Obviamente hablar de 636 millones de pesos para el común de la gente es una barbaridad de plata pero para reactivar 7 mil viviendas es un granito de arena”, afirmó.

Además recordó que las viviendas que están paralizadas ni siquieran fueron gestionadas por el actual gobierno nacional. “Estas viviendas no son nuevas. Son la ‘pesada herencia’, como dicen los del gobierno. Son licitaciones del año 2014 con precios desactualizados, pero que recién se actualizaron a septiembre de 2016. Estamos haciendo viviendas a un precio a 300 mil pesos cuando hoy una vivienda está 900 mil”, sostuvo.

 

Advertisement
Compartir