“La idea de la marcha es que sea una señal de protesta hacia el Gobierno”

El secretario de la Unión del Personal Civil de la Nación, Andrés Rodríguez, aseguró que la marcha que se realizará este martes a Plaza de Mayo, es un llamado de atención al gobierno respecto a una "agenda que está pendiente", y que requiere de "una convocatoria al diálogo" para "encontrar puntos de equilibrio" que impidan el crecimiento de la conflictividad.

Marcha de protesta. (Foto de archivo).

“La marcha fue determinada hace tiempo por el Consejo Directivo de la CGT, y aprobada en un plenario de consejeros. La idea es que sea una señal hacia el gobierno respecto a una agenda que está pendiente y que tiene que ver con los trabajadores y sectores sociales más humildes. La movilización de mañana es una clara protesta”, dijo Rodríguez hoy en diálogo con radio La Red.

El titular de UPCN dejó claro que la movilización “no necesariamente” es la antesala de un paro, al tiempo que dejó sentada la expectativa de los gremios y organizaciones sociales que participarán de la marcha de que “el Gobierno pueda convocar a una mesa de diálogo” que permita “encontrar puntos de equilibrio” para poder “transitar la situación sin conflicto”.

Por otro lado, Rodríguez remarcó que, hasta el momento, “ningún gremio dijo que no iba a participar mañana de la movilización” y que, por el contrario, “todos aprobaron la realización de la marcha”.

“Asistirán todos los miembros que conforman las confederaciones de trabajo y organizaciones sociales”, aseveró el titular de UPCN, quien advirtió que, si tras la movilización de mañana, “no se produce” una convocatoria al diálogo por parte de las autoridades, “la conflictividad continuará creciendo”, y “no sólo desde la CGT, sino también de las organizaciones sociales”.

La CGT y las dos corrientes de la CTA convocaron para mañana a una movilización conjunta que comenzará a las 15 y concluirá a las 17 en Plaza de Mayo, de la que también participarán organizaciones sociales, bajo la consigna “Contra la flexibilización laboral y la reforma previsional”, en reclamo de un “aumento de emergencia por una jubilación digna” y por la “defensa del empleo”.

“Expresamos nuestra decisión de construir lazos de unidad en el movimiento obrero para enfrentar las políticas de ajuste que pretende aplicar el Gobierno contra los trabajadores y nuestro pueblo”, sostuvo la declaración del 13 de julio pasado que convocó a la movilización de mañana, con las firmas de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT -Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña- y de las dos CTA, la de los trabajadores de Hugo Yasky, y la autónoma de Pablo Micheli.

Además de la totalidad de los gremios confederados y de ambas CTA, participarán de la marcha el denominado “triunvirato piquetero”, integrado por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa (CCC), que sumarán su reclamo de “aparición con vida de Santiago Maldonado” y la sanción de la “ley de Emergencia Alimentaria”.

VIAambito.com
Compartir