Confirman desestimación de una demanda contra camaristas que condenaron a Pibernus

La había impulsado el exasesor legal del exvicegobernador Miguel Pibernus, contra los camaristas Lidia de Urturi, Víctor del Río y Raúl Yurkevich por cuestionamientos realizados a su accionar en la sentencia que condenó por corrupción al segundo de Angel Rozas. El planteo fue rechazado en primera y segunda instancia y ahora por el Superior Tribunal.

Cámara del Crimen Nº 2

Luis Daniel Mereles consideró que los camaristas Lidia Lezcano de Urturi, Víctor Del Río y Raúl Yurkevich afectaron su honor al cuestionar su actuación como asesor legal del vicegobernador Miguel Pibernus quién fue condenado en 2010 a tres años de prisión en suspenso por varios hechos de corrupción. Por ello, decidió iniciar una demanda civil por daños y perjuicios y daño moral contra los tres camaristas y contra el Estado provincial reclamando una indemnización por las expresiones de los jueces en la sentencia que condenó al exsegundo de Angel Rozas. Pibernus fue denunciado en el año 1999 por la entonces diputada provincial del justicialismo, María Inés Pilatti Vergara, renunció a su cargo recién a mediados del año 2001 y fue condenado casi 10 años después.

El planteo del abogado Mereles fue rechazado tanto en primera como en segunda instancia y ahora confirmada por la Sala Civil, Comercial y Laboral del Superior Tribunal de Justicia en un fallo, que da a conocer como adelanto CHACO DIA POR DÍA.COM, que lleva la firma de los ministros Alberto Modi y María Lucas del 8 de agosto pasado. Los ministros del máximo tribunal desestimaron el recurso de inconstitucionalidad contra la sentencia de la Sala Primera de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial que había rechazado la demanda del abogado de Pibernus.

La Sala Civil del STJ consideró que los planteos contra la sentencia de la Alzada “carecen de entidad suficiente para desvirtuar lo decidido”, y advirtió que el apelante no demostró ningún “vicio” que haga “descalificable” lo decidido en base a la doctrina de la “arbitrariedad”.

El caso

Mereles se desempeñaba como asesor legal de la Vicegobernación durante el período en el que se comprobó que Miguel Pibernus cometió una serie de actos de corrupción por los que finalmente fue condenado en el año 2010 (más de una década después) por la Cámara en lo Criminal y Correccional N° 2 de Resistencia. El abogado consideró afectado su buen nombre y honor y apuntó contra los camaristas que en la sentencia argumentaron que él “debió ser imputado en la causa” y que fue “irresponsable en el ejercicio de sus funciones”. En ese contexto, consideró que los jueces utilizaron “abusivamente su potestad de sentenciar al formular apreciaciones injuriantes sobre un tercero, ajeno a la causa”.

Primero, el desafuero

En lo central, las camaristas habían determinado que la demanda contra los magistrados se impulsaba en base al contenido de su sentencia por las cuales los jueces cuentan, al igual que los legisladores, con la inmunidad que le confieren los fueros, y que, previo a ser demandados, debe proceder su desafuero a través de un juicio político por parte del Consejo de la Magistratura en su rol de Jurado de Enjuiciamiento.

Yendo más allá, el fallo de Cámara señalaba que la inmunidad que comprende a los magistrados por las expresiones vertidas en el ejercicio de la función jurisdiccional se extiende aún después del cese de sus funciones por renuncia, jubilación –como en el caso del exjuez Yurkevich- o cualquier otra circunstancia, y al ser una “inmunidad absoluta” (que algunos autores llaman “indemnidad”) tampoco puede comprometer la responsabilidad del Estado.

 

 

Compartir