“Si se desactiva la marcha del 22 de agosto, la CGT dará explicaciones”

El titular del sindicato de empleados estatales de la Nación, Andrés Rodríguez, dijo que la "temática" de la reunión de los popes gremiales será "analizar en profundidad la situación económica social que aqueja a vastos sectores del trabajo y humildes, y luego resolveremos en consecuencia".

Andrés Rodríguez, de UPCN.

La CGT se reunirá este miércoles para definir si mantienen o postergan la movilización prevista para el martes 22 de agosto contra las políticas de “ajuste” del Gobierno.

Al ser consultado por radio El Mundo sobre la posibilidad de suspender la protesta tras las elecciones, el jefe de UPCN dijo: “Tendríamos que analizar, pero la marcha no altera, ni es un problema político, no fue enfocado de ese modo, sino como especialización de una realidad acuciante en vastos sectores de la población”.

En ese marco, Rodríguez reconoció que existan intentos para postergarla, como anticipó Ámbito Financiero. “Es posible que haya opiniones divergentes, trataremos de unificar a través de un síntesis que nos contenga a todos”, sostuvo.

Los gremios que propondrán darla de baja o que anunciarán que no participarán son Sanidad, Comercio y la UOM, de Antonio Caló. Los que quieren sostenerla son los sindicatos alineados con el moyanismo. Los detractores de la manifestación consideran que las PASO dejaron mejor parado el Gobierno de lo que se esperaba y creen que organizar la marcha iría a contramano de lo expresado en las urnas. Los que insisten con salir a la calle desvinculan el resultado del escrutinio provisorio de las carencias provocadas por la política económica de Cambiemos.

“La situación económica y social en los sectores de los trabajadores es bastante negativa y difícil, no ha habido dentro de la económica del país y una señal clara que sea esperanzadora para este sectores, y nosotros representamos sectores del trabajo que atraviesan situación complejas y nada tiene que ver que con las elecciones”, formuló el estatal Rodríguez.

Omar Plaini, del gremio de canillitas, se expresó a favor de mantener la convocatoria. “Lo vamos a ver mañana en la reunión del consejo directivo, donde vamos a resolver, consolidar o confirmar lo que habíamos resuelto en el plenario de secretarios generales en el estadio de Ferro, que se decidió un documento y una marcha para agosto. Soy un hombre de palabra. Si tomamos un compromiso hay que cumplir, pero quiero escuchar a las otras organizaciones”.

“Si se desactiva la marcha, el consejo directivo dará explicaciones de por qué se desactiva”, afirmó el diputado nacional del partido Cultura, Educación y Trabajo, y advirtió que “nunca se pensó” en hacer una marcha para “patear al caído”, en referencia a una posible derrota de Cambiemos que no se produjo.

Según dijo Plaini, en el país “hay una situación de conflictividad importante” que justifica la movilización. “Hay pérdida del poder adquisitivo, caída del consumo, más pobreza. Hay compatriotas que no pueden esperar, como en el conurbano o el Interior profundo”, sostuvo. “Hay un tercio del país que apoya al Gobierno porque no tiene problemas”, analizó, aunque agregó que los otros dos tercios que siguen disconformes y votaron a la oposición.

Asimismo, el gremialista sostuvo que tras las primarias la expresidente Cristina de Kirchner se mantiene como la líder de la oposición. “Hace un año y medio decían que Cristina no era una referente de la política nacional, pero un tercio de la ciudadanía bonaerense le dio respaldo, y sigue siendo una actor más que importante de la política argentina”, evaluó.

Por otra parte, Rodríguez aseguró que todavía “no es tiempo” de discutir la disolución del triunvirato como forma de gobierno para la CGT. “Si los acontecimientos ameritan que analicemos esto y elijamos un solo secretario general será con el consenso de todos”, sentenció.

VIAambito.com
Compartir