Aída Ayala votará contra el Chaco para cumplir con Macri y Vidal

El centralismo porteño encarnado por la alianza PRO-UCR ya tiene decidido otorgar 50.000 millones de pesos más a la Provincia de Buenos Aires. Esta suma de dinero no surgirá de nuevos impuestos o ingresos del Estado, sino que serán arrancados al resto de las provincias argentinas.

Juan Manuel Pedrini.

Juan Manuel Pedrini
Diputado nacional

Advertisement

Sea por reforma de la Ley de Coparticipación Federal de Impuestos o sea por fallo favorable de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la gobernador de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, presentó una demanda solicitando le sea quitado al resto de las provincias argentinas dichos recursos para ser volcados en la suya, la más rica del país.

¿Qué harán los próximos representantes del Chaco por Cambiemos en el Congreso Nacional? ¿Defenderán los ingresos del Chaco y el resto de las provincias argentinas o serán obedientes al presidente Macri que apoya la pretensión del gobierno bonaerense de quitar para sí 50.000 millones al resto de los Estados provinciales? ¿Aída Ayala votará con la camiseta del Chaco o seguirá a su jefe político Mauricio Macri en su cruzada por des financiar a las provincias del interior del país?

Aídan seguramenten será una fiel ladera de su presidente Macri y seguirá, junto a Zdero, justificando la baja de pensiones a personas con discapacidad . Y junto a Víctor Zimmermann batallando por consolidar el despojo del Ramal C 3 del Ferrocarril Belgrano y la no realización de redes domiciliarias e industriales de gas, una vez finalizado el gasoducto.

Plan desbaratado
El gobernador del Chaco, Domingo Peppo desbarató el plan de Cambiemos para generar crisis social antes de las elecciones. Estos días el Chaco advirtió azorado cómo ante una dificultad financiera del gobierno provincial que le impedía comenzar a pagar sueldos generado por el retraso en el envío de fondos por parte del Estado Nacional, la cúpula local de Cambiemos no sólo que no ayudó a que lleguen esos recursos, sino que hizo todo lo posible por impedir la llegada de los mismo al Chaco. Y lamentablemente lo logró.

Hoy los salarios de la Administración Pública se pagan con recursos exclusivamente provinciales.
Por ser competitivos electoralmente, Aida Ayala y Leandro Zdero, entre otros, no tienen mejor idea que tratar de impedir que 77.000 familias cobren sus salarios en tiempo y forma, perjudicando no sólo a trabajadores provinciales y sus familias, sino a toda la actividad comercial y económica de la provincia.

Si Cambiemos tuviera una dirigencia comprometida con el Chaco y su pueblo hubiera realizado gestiones ante sus amigos del Gobierno Nacional para que miles de familias no pasen penurias económicas. Sin embargo, hicieron lo contrario, abogaron por el no envió de fondos para ahogar al gobierno provincial y tratar de generar una crisis social pre-electoral.

Ante tantas carencias que tiene el Chaco encontramos a la dirigencia de Cambiemos militando no por combatirlas, sino por agudizarlas. Parecería ser, que para estos ciudadanos todo vale con tal de mejorar en una elección.

 

Advertisement
Compartir