Pidieron 24 años de prisión para el entrenador acusado de abuso

La fiscal María Rosa Osicka solicitó la pena de 24 años de prisión de cumplimiento efectivo para el reconocido entrenador de básquetbol Guillermo Arévalo a quien consideró penalmente responsable de los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por la relación de convivencia y encargado de la educación o de la guarda y corrupción de menores en concurso real.

La fiscalía pidió 24 años para Guillermo Arévalo, acusado de abuso sexual. Foto: archivo

La acusación fue formulada durante los alegatos en el marco del proceso que se le sigue al imputado en la Cámara Primer en lo Criminal de esta ciudad en sala unipersonal a cargo del juez Rodolfo Lineras.

Advertisement

Arévalo había sido denunciado por la madre de un menor al que entrenaba con el supuesto objetivo de prepararlo para la alta competencia y tenía a su cargo lo que dio origen al proceso que ya se encuentra en su etapa final.

 

La lectura de la sentencia fue fijada para el 25 del corriente a las 11 horas. En su alegato la fiscal de Cámara para acreditar la existencia y materialidad del hecho considerado que ha quedado debidamente acreditado con los elementos de prueba que fueran ofrecidas y aceptadas por el tribunal y los recogidos en sala.

 

Tuvo en cuenta entre ellos la denuncia efectuada por la madre de la víctima, el informe remitido por el Juzgado de Paz de Las Palmas donde consta la autorización efectuada por la madre del menor a favor de Arévalo, el informe de la junta médica forense, del equipo interdisciplinario, el informe pericial a los efectos secuestrados al imputado, el acta testimonial en Cámara Gesell del menor víctima y copia del informe médico forense y las testimoniales prestadas en sala.

 

Para probar el extremo de la autora, la fiscal indicó que la testimonial del menor individualiza con claridad a Arévalo como la persona que abusó de el como así también otras testimoniales y el informe del médico forense que comprueba las lesiones que presentaba y son coincidentes con el relato a pesar que muchas veces esta situación se daba cuando se encontraba durmiendo y tomando en cuenta que el mismo refirió “me empastillaba”.

 

Por ello consideró la existencia de pruebas más que suficientes para acreditar con certeza también la autoría por lo cual pidió la pena de 24 años de prisión de cumplimiento efectivo para Arévalo quien consideró “se encuentra lúcido. coherente y ubicado en tiempo y espacio por lo que comprende la criminalidad de sus actos y posee libertad de autodeterminación no habiendo sido obligado a llevar adelante etas acciones por lo que corresponde el reproche penal correspondiente”.

 

Advertisement
FuenteNorte
Compartir