Cultura, de paro por 48 horas en reclamo de un “urgente pase a planta”

Trabajadores del Instituto de Cultura del Chaco, nucleados en la ATE, comenzaron un paro de 48 horas a partir de este jueves. La medida de fuerza se realiza con una permanencia pacífica en la sede de Arturo Illia 245, debido a la “apremiante situación vivida por la mayoría de los trabajadores y para impulsar las urgentes demandas de nuestros/as compañeros/as”.

Foto: archivo

A través de un comunicado de prensa, la Asociación de Trabajadores del Estado informó que el paro de actividades en Cultura se debe a una serie de reclamos entre los que se cuentan el pediod de “urgente pase a planta de los trabajadores precarizados, situación por la que venimos luchando desde hace años y que según fuera reconocido por el ministro de Hacienda, Cristian Ocampo, en audiencia con nuestro sindicato ATE ‘están dadas las condiciones’ para que se realice; sin embargo, vemos la absoluta desidia de las autoridades para avanzar en este sentido”.

Advertisement

También pidieron por el urgente tratamiento del proyecto de ley que contemple la particular situación laboral del trabajador cultural. Reclaman también un aumento salarial para personal temporal y permanente, es decir reparación y equidad con sueldos de otras áreas del Ejecutivo, ya que son los haberes más bajos de la provincia,  agravado por el deterioro del salario real. “También contamos con compañeros becados que perciben un vergonzoso monto de $ 3000 y deben prestar 30 hs de servicios semanales”, indicó ATE.

Además, recordaron que el personal precarizado de Cultura (cuyo único instrumento de relación laboral es un “convenio”) no cuenta con aumento de sus honorarios desde hace más de un año, pese a ser la mayoría de la masa de trabajadores de la institución.

Por otra parte, indicaron que “es de urgente tratamiento con los responsables del Poder Ejecutivo las continuas anomalías en la gestión institucional cultural, llevando al incumplimiento de políticas culturales, que fueron consideradas ejes centrales en los objetivos del organismo y que se encuentran debidamente establecidas en la Ley Provincia de Cultura (6255/09)”.

“Dicha legislación estipula la Promoción Sociocultural, para la democratización de la acción cultural provincial, hoy abandonadas por decisiones del actual Directorio, sumándose al incumplimiento del Decreto 2402/15 de Estructura Orgánica, donde se constituye la Dirección de Promoción Sociocultural en su planta funcional, con la finalidad de “promover y gestionar el desarrollo cultural y de apoyo a la autogestión  en las comunidades” en todo el territorio provincial. Denunciamos que esta dirección de Promoción Sociocultural se encuentra subrogada por una persona que no reside actualmente en la Provincia, nombrada por Decreto Nº 811/2017, que además le otorga el beneficio del cobro retroactivo desde diciembre del 2015, cuando en esa fecha hasta mediados del 2016, se encontraba cubriendo esa dirección otra persona nombrada por resolución del instituto (N° 134/15); no solo nos encontramos con un hecho de superposición de cargos e incompatibilidad laboral y de instrumentos legales (Resolución vs Decreto), sino también que se evidencia un desconocimiento de las recomendaciones de la Ley Nº 5248 de “Ética y Transparencia en la Función Pública”. Esta Dirección cuenta con tres jefaturas de acción, hoy sin llamado a Concurso para ejercer los cargos directivos y reducidos actualmente a una simple área de abordaje territorial que en nada representa los objetivos de la ley provincial”, afirmó.

“Los elencos, centros culturales y museos no cuentan con organigramas que posibiliten no sólo la carrera dentro de estas instituciones sino que también se desconocen las importantes tareas como la gestión,  guías,  promoción,  mantenimiento, archivo, difusión, administración, preservación, salvaguarda y puesta en valor del patrimonio material e inmaterial que albergan”, indicaron.

“No debemos dejar de mencionar las deplorables condiciones edilicias en la que se encuentran cada uno de los espacios de trabajo (sede central, centros culturales, museos y departamentos). Sin ventilación necesaria, filtraciones de agua y aceite, paredes electrificadas, entre otras situaciones adversas, que afrontan los trabajadores cada día”, afirmaron.

“Los trabajadores culturales del Estado Provincial, por las circunstancias que hemos mencionado y que no retratan el total de deplorables condiciones de trabajo y de gestión, nos encontramos en alerta y constante organización para llevar adelante las acciones necesarias para la defensa de nuestro patrimonio y poniendo en valor las políticas culturales de inclusión,  democratización y territorializacion de nuestra cultura, sus  bienes, servicios, expresiones y creaciones, al servicio del desarrollo local y regional para las cuales trabajamos”, sostuvo.

“Apelamos públicamente una vez más a las autoridades del organismo  y al Ejecutivo de la provincia a que estas cuestiones sean atendidas, respetando la organización y la participación sindical de los y las trabajadoras del Instituto de Cultura, y arbitrar con las herramientas democráticas que supimos conquistar como sociedad”, señalaron.

Advertisement
Compartir