Cupo laboral trans: reclaman que se reglamente la ordenanza en Resistencia

En diálogo con RADIO CIUDAD, la activista por los derechos LGTBIQ, Sofía Díaz, explicó el planteo del Consejo Consultivo de Diversidad Sexual que este martes se movilizó al Concejo para que exija al Municipio la instrumentación de la norma.

Sofía Díaz, activista trans

“Lo que pasó no fue mucho, por eso estuvimos reclamando que esa ley se tiene que reglamentar en su totalidad y estamos esperando a que el intendente (Jorge Capitanich) dé el siguiente paso”, explicó Díaz, quién participa del Consejo Consultivo de Diversidad Sexual. En ese contexto, desde ese órgano se movilizaron este marte sal Concejo Municipal para exigir que se avance con la reglamentación de la ordenanza –aprobada en septiembre de 2016- que se garantice un 1 por ciento de los cargos de la planta municipal a personas trans.

Díaz señaló que “hay muchas compañeras que ya son viejas, y lo único que tienen como medio de subsistencia es la prostitución. Y no es posible porque ellas necesitan vivir dignamente, hay muchas compañeras que están pasando necesidades muy urgentes y son ellas las que necesitan esto para poder subsistir en este mundo capitalista en el que estamos”.

Con respecto al estigma que condena al ejercicio de la prostitución a las personas trans, la activista advirtió que “la mirada es bastante compleja, hay muchos factores que influyen en por qué hoy las personas trans somos tan vulneradas. Es social, es cultural, es político, sobre todo; la segregación de las personas trans es un hecho político, sin lugar a dudas, y el Estado es responsable”.

Relevamientos

Díaz anticipó que como activista del sector llevarán adelante un relevamiento sobre la situación de las personas trans en estado de calle, de prostitución y de vulnerabilidad. “Queremos sacar los datos duros de esa realidad y desde ahí construir porque no hay ningún tipo de estudios donde se inscriba nuestra realidad, donde se inscriban nuestros relatos”, señaló.

“Por más que tengamos el cupo laboral trans o el documento, igual hay como un destrato, una invisibilidad que todavía hay que pulirla, hay que ir desgajándola hasta desarticularla”, reflexionó la activista en contacto con el programa Ciudad Paralela.

Con respecto al acceso a la educación, Díaz reveló que de seis personas trans relevadas solo una pudo concluir sus estudios secundarios. “Las otras no pudieron, la mayoría dejó porque la vulnerabilidad que tienen al ser discriminadas es muy fuerte, y sienten que no pueden, que necesitan contención. Hay muchas inseguridades, la autoestima está muy maltratada y necesitan mucha ayuda, mucha contención. Con poco se puede hacer mucho”, consideró.

 

 

 

Compartir