Judiciales vuelven a parar, ahora por 72 horas

Así lo definieron en la asamblea que tenía prevista la Unión de Trabajadores Judiciales del Chaco. El reclamo salarial sigue liderando entre las demandas del sector que también pide que se equiparen sus haberes a los de la justicia federal.

Judiciales de la unión profundizan las medidas de fuerza.

Este viernes se realizó en la sede gremial, la Asamblea General Extraordinaria de la Unión de Trabajadores Judiciales del Chaco en la que representantes y afiliados del interior provincial y de la capital ratificaron su descontento ante la insuficiencia de la pauta salarial impuesta por el gobierno y confirmaron el alto acatamiento a la jornada de paro por 48 horas concretado al cierre de la semana.

Advertisement

Los reclamos desde la Unión Judicial tienen que ver con el compromiso asumido por el Poder Ejecutivo de mantener la pauta salarial que se otorgan la Corte Suprema de Justicia y los poderes judiciales de las demás provincias “que a esta altura rondan en el orden del veinte por ciento y que a nuestra Justicia, hasta el momento, solamente le significa un incremento del seis por ciento, aun cuando como se sabe, los judiciales chaqueños son los peores pagados del país”.

También la Asamblea soberana confirmó su negativa a recibir incrementos en negro y la urgente necesidad de que se sancione con fuerza de Ley un régimen salarial que equipare de manera gradual las remuneraciones de todo el personal judicial provincial con las de sus pares federales. En este anteproyecto vienen trabajando junto a los demás integrantes de la mesa salarial de la Justicia con quienes este lunes próximo se programó una nueva reunión.

 

La conclusión de la convocatoria derivó en la profundización de las medidas de fuerza y en la convocatoria a un paro general de actividades sin asistencia a los lugares de trabajo, por 72 horas, desde el miércoles 2 de agosto. La asamblea volvió a pasar a un cuarto intermedio y será retomada el viernes 4 de agosto a las 18., en la sede central de Marcelo T. de Alvear 1020.

Advertisement
Compartir