Bolatti pidió acompañamiento y “oponerse al modelo de entrega de la patria”

Fabricio Bolatti, precandidaato a diputado Nacional por la Lista 501K de Unidad Ciudadana, y Germán Bittel, candidato a legislador en la provincia con la 41K, encabezaron un acto proselitista en el que llamaron a acompañar una Lista que representa a “las voces que entiendan la necesidad de tener en el gobierno un proyecto nacional y popular”.

Acto de la 501K y la 41K, en Barranqueras.

Los candidatos de las listas 41 y 501K hicieron encabezaron una nueva convocatoria en el marco del ciclo de charlas-debate denominado “Unidxs para Frenar el Ajuste y la Entrega” que, en esta ocasión, se realizó en Barranqueras con la participación del candidato a diputado provincial Germán Bittel y el precandidato a diputado nacional, por la Lista 501 K, Fabricio Bolatti.

La próxima charla se desarrollará en Villa Ángela el próximo martes 18 de julio, a las 18, en Belgrano y 9 de Julio.

“La política liberal de Macri se encuentra blindada por los grandes medios de comunicación y el acuerdo con los gobernadores incluye no criticar y armar listas “amigas”. El discurso pasa por culpar a la gestión anterior y realizar denuncias infundadas de corrupción. El plan es buscar debilitar y deslegitimar al kirchnerismo, la idea no es convencer al pueblo con respuestas a sus demandas sino lo que se busca es no tener oposición”, aseveró Bolatti, dirigente del Frente Grande.

Mencionó que frente a este escenario, “un grupo de organizaciones decidimos conformar “Unidad Ciudadana” que debe ser más amplia y congregar a todas las voces que entiendan la necesidad de tener en el gobierno un proyecto “Nacional y Popular” y que se opongan fuertemente al modelo de entrega de la patria. Para detenerlo, el 23 de julio debemos votar a la Lista 41 y en agosto a la Unidad Ciudadana que conduce CFK”, agregó.

Por su parte, Bittel señaló que “en apenas un año y medio, más de medio millón de personas han perdido su trabajo en nuestro país, ya sea registrado o informal. Todas las familias argentinas tienen hoy un amigo, vecino, pariente o conocido que tiene problemas de trabajo”.

“La pérdida del empleo y las suspensiones se dieron, mayormente, en los sectores vinculados a la industria manufacturera, reflejando el carácter desindustrializador del actual modelo económico, pero también fueron afectados comercios y servicios, e inclusive, actividades beneficiadas con importantes transferencias de ingresos como la minería. En el trabajo informal la caída se multiplica por tres. La desoladora expresión “ya no hay ni changas” recorre los cordones que rodean los grandes centros urbanos de la Argentina”, concluyó.

Compartir