Año X | EDICION 4369 Actualizado: 22:41
Resistencia, Sabado, 10 Diciembre 2016

La gran fiesta cultural del Chaco

Faltan pocos días para el comienzo de la Bienal Internacional de Escultura

05/07/2014 Cuando se dimensiona lo que será la Bienal Internacional de Escultura del Chaco 2014 no deja de asombrar la múltiple concentración artística y la fiesta cultural que imanta alrededor. Del 12 al 19 de julio, el amable invierno chaqueño se hace cómplice para una semana a puro tracking escultórico y cultural.

Nota_bf24279fed5208186dc1bf0ae149a6ca

“Renace el Fénix, espíritu renovado, alas nuevas que le son dadas…”, dice el poeta; verso que le viene como anillo al dedo a La Bienal de Escultura que vuelve a dar al arte –a la manera de una fiesta-  su dimensión profunda y trascendente en el hacer humano.  

¿Y cómo no generar esa palpitación con escultores de renombre mundial que se consagrarán durante jornadas extendidas de varios días en la gestación de  una obra que representará al Hommo Novus, la consigna de esta edición?

Serán de la partida  Robert Kögel de Alemania; Josef Baier de Austria; Thierry Ferreira de Francia;  Kei Nakamura de Japón; Ilker Yardimci de Turquía; Piotr Twardowski de Polonia; Hugo Maciel de Portugal; Rubio Harak de Puerto Rico; Gleb Tkachenko de Rusia y el argentino Raúl Oscar Gómez. Junto a ellos, como escultor  Invitado, Percy Raúl Zorrilla Soto, de Perú.

Artistas que referencian la hermandad y la diversidad del arte planetario; que sintetizan la visión artística del mundo contemporáneo. Y por si fuera poco esta concertación de razas y culturas de los cinco continentes, las obras generadas engrosarán el patrimonio escultórico urbano sumando bienes y valor al dilatado museo al aire libre.

¡Ya casi 400 escultores del mundo tienen obras en las calles de Resistencia!
Pero además de los 11 artistas que trabajarán a los ojos del público, 9 escultores argentinos estarán al ruedo participando con una obra realizada en diferentes materiales. Y en alguna instancia, será el Premio Desafío quien asumirá el protagonismo con la recarga de equipos de estudiantes de escuelas de bellas artes del país para construir una escultura en 48 horas corridas, y no serán menos visibles  los artistas invitados en faenas de gigantes  animales de arena o esculturas flotantes que tomarán vida a la caída del sol, ni pasarán desapercibidos los originarios haciendo una contundente obra colectiva, así como los niños y los vecinos entusiastas participando de jornadas de ejercicio escultórico.

Las apuestas siguen, como un concurso de lampiñeros, hacheros que compiten es descortezar un tronco, oficio de raigambre bien chaqueña.

Como se decía, el arte recobra su dimensión instructora y placentera en la Bienal,  en un predio que cumple los óptimos requisitos, el Museum, con el parque 2 de febrero y el río Negro por orillas. Se trata de un solar de  14.500 m2 donde  se desplegará el taller gigante de escultura, rico en participantes y propuestas  y maestros de consagrados nombres.

Queda en el tintero señalar que el material elegido en esta edición es el acero inoxidable, así que este Fénix, tendrá un brillo superlativo.

La trayectoria

Punto aparte, los aderezos a este convite del Chaco al país y el mundo de la mano de la Fundación Urunday y el gobierno de la Provincia del Chaco, comité organizador del concurso que lleva 26 años de trayectoria.

Se distingue la Segunda Feria de Maestros Artesanos,  una mega feria artesanal con exponentes de artesanía criolla, urbana y especialmente de las etnias qom, moqoit y wichi. Agreguemos a las artes escénicas en intervenciones sorpresivas dando coloridas  dosis a todas horas,  así como eventos extraordinarios por la noche, como la presencia del Ballet Folclórico Nacional y la Orquesta Sinfónica Nacional.

Muestras escultóricas y de arte digital, conferencias magistrales, talleres de técnica, recitales folclóricos, obras de ballet  y teatro, en el predio de la Bienal y en otros espacios de la ciudad, tendrán sustancia diaria convirtiendo a la Bienal en una oferta inigualable de turismo cultural.

Para finalizar, tomamos un evento entre muchos que tendrá esta fiesta, pero cuyo simbolismo resume todo un ideario. Se mencionaba más arriba  la modalidad de que las obras gestadas en las Bienales  se suman al patrimonio escultórico de la ciudad. Lo que significa que, periódicamente, se emplazan obras en las veredas de Resistencia. Y con la presencia de los escultores que llegan del mundo y el país, se inaugurará en la semana de la Bienal 2014, la escultura N° 600, esta vez, autoría del consagrado artista argentino Gyula Cosice.

Así, la ciudad se embellece, suma patrimonio artístico y afianza el sentido identitario porque el pueblo hace suya esta fiesta, participa en profuso diálogo con el artista y el proceso de la creación, sabiendo que esa escultura que airosa nace, será un nuevo y definitivo vecino de la ciudad.

Se entenderá entonces, por qué La Bienal 2014 es una fiesta trascendente del suelo chaqueño…

Chaco Día por Día