Año X | EDICION 4369 Actualizado: 22:41
Resistencia, Domingo, 11 Diciembre 2016

Arq. Miguel M. López

Edificio legislativo: Ahora se inicia una nueva fase en el proceso de su construcción

21/02/2014 "Estamos prácticamente en el mismo lugar que en 2009, y por iniciar un proceso que ahora no debe fracasar. Es necesario entonces hacer las cosas como corresponden y ajustadas a las normativas y leyes en vigencia por parte de todos los actores de este proceso".

Nota_1d36d084b104ca2dcb1f5755afb2c995
Arquitecto Miguel M. López.

"En la sesión de este miércoles 19 de febrero y casi por unanimidad (25 a 2), acaba de aprobarse el proyecto de Ley Nº 102/14 de readecuación del objeto de expropiaciones contenidas en la Ley Nº6198/08, relacionada con la Construcción del Nuevo Edificio de la Legislatura de la Provincia del Chaco. 

 

Un análisis de los fundamentos esgrimidos por los legisladores que votaron a favor nos remite y son similares a lo que clara y taxativamente figuraba ya en las bases del "Concurso de Anteproyectos para el Edificio del Poder Legislativo de la Provincia del Chaco", organizado por el Consejo Profesional de la Agrimensura, Arquitectura e Ingeniería de la Provincia del Chaco en agosto del año 2009.

 

Incluso las prevenciones que se hacían acerca del cumplimiento de la normativa relacionada con las cotas de nivel relacionadas con el riesgo hídrico, y la planificación a ella relacionada.

Es decir, estamos prácticamente en el mismo lugar que en 2009, y por iniciar un proceso que ahora no debe fracasar. Es necesario entonces hacer las cosas como corresponden y ajustadas a las normativas y leyes en vigencia por parte de todos los actores de este proceso.

 

En primer lugar: es necesario examinar el procedimiento más pertinente con el objetivo de llevar los enunciados verbales a la realidad. Lo que no es poco.

Es de destacar como de excelencia, en primer lugar el sistema es decir la institución del Concurso Público, que se empleó para la selección del anteproyecto que más se adaptara a lo que se solicitaba en las Bases del Concurso (que legalmente se convierte en contrato potencial con todos los participantes).

 

La provincia del Chaco tiene una larga tradición en esta materia, cuestión destacable, si las hay. El edificio del Banco del Chaco y algunas de sus sucursales surgieron de compulsas nacionales o regionales, en las que en su momento participamos. En suma, concursar del proyecto de las obras es democratizar la encomienda profesional, cuestión relacionada con la filosofía política de los gobernantes, y que permite una renovación intelectual en el tema de la arquitectura y el urbanismo.

 

Ahora bien, ¿qué sucedió en este caso?.

En primer lugar, debe caracterizarse al Edificio de la Legislatura como un problema arquitectónico-urbano de características simbólicas emplazadas en un área contradictoria: por un lado de gran valor paisajístico y por el otro vedado por lógicas razones de riesgo hídrico. Es decir es un problema de alta complejidad.

 

Es que el riesgo hídrico no es impedimento para la antropización del ambiente, siempre y cuando se utilicen las tecnologías adecuadas para solucionar el problema.

En el caso de las 22 Has., en las Bases del Concurso se adjuntó un plano de niveles en los cuales claramente podía percibirse cuáles eran los sitios adecuados para el edificio y cuales no. La complejidad para los proyectistas fue resolver un programa de gran superficie (20.000 m2) en ese espacio limitado. 

 

Este objetivo no fue logrado por la mayoría de los concursantes. Sobre 14 propuestas, 11 (once) invadían la zona vedada. Solamente 3 (tres) resolvieron el problema tal cual se presentó en las bases del concurso, pero ninguno de ellos fue elegido como ganador.

Lamentablemente, los encargados de hacerlo, o sea el jurado (la mayoría de ellos provenientes del Estado), eligieron uno de los 11(once), iniciando un proceso de polémicas cuyos fundamentos irrefutables terminaron por  hacer fracasar esta etapa del proceso.

 

Hay que reconocer que no es muy sencillo pasar de una serie de enunciados que plantean requisitos, al reconocimiento de características necesarias del objeto - en este caso arquitectónico - para que las cumplan o satisfagan. También es necesario decir que en tiempo y forma se planteó este apartamiento del marco legal y programático, pero el reclamo no fue atendido.

 

Me interesa hacer esta historia porque en algún momento se confundieron los reclamos generales ambientales con los relacionados con los aspectos técnicos del propio concurso publicados en los diferentes diarios de Resistencia. Luego de la lectura de los fundamentos de los legisladores que aprobaron el proyecto de Ley N° 102/14, creo que aún persiste ese equívoco.

 

Es por ello, que me permito sugerir a los que llevarán adelante este asunto, y dado que prácticamente se está en el mismo punto de partida que en 2009, pero con un concurso de anteproyectos ya realizado, se nos permita a los que hemos solucionado el problema de acuerdo a las necesidades técnico-ambientales requeridas por las bases del mismo, una ronda de exposiciones pública (así debería ser este proceso) a los efectos que sea la comunidad (entre los cuales lógicamente están los legisladores) la que decida sobre el edificio que tal lo que se declama insistentemente sea el símbolo de la democracia chaqueña".

 

 

 

Arq. Miguel Marciano López

Propuesta N°113

DNI 5.670.458

MCP. 82. Vitalicio

Chaco Día por Día