Año X | EDICION 4567 Actualizado: 21:04
Resistencia, Martes, 27 Junio 2017

En una emotiva velada

Habilitaron la “Casa Museo Fabriciano”, patrimonio cultural de Resistencia

21/04/2017 Con la presencia del gobernador Domingo Peppo; el intendente Jorge Capitanich; la presidenta de la Legislatura, Elida Cuesta y el presidente del Concejo, Gustavo Martínez, se realizó el acto de lanzamiento de la Casa Museo Fabriciano; que fue declarada de “Interés Municipal” por la Resolución 865.

Nota_beb96327a9c955da779c77cb3d2e6fe2
Fabriciano Gómez recibe el reconocimiento del intendente Capitanich.

En una emotiva velada vivida en el tradicional barrio Villa Seitor, quedó habilitada la “Casa Museo Fabriciano”, un espacio que fue y es el hogar de toda la vida del reconocido escultor y referente cultural Fabriciano Gómez, que desde este 20 de abril, pasará a enriquecer el patrimonio cultural de Resistencia. 

 

“El tiempo permitirá observar que Fabriciano fue un artista de su pueblo… es parte de la cultura y la humanidad, que nos iluminó con su arte y nos permitió trascender en el mundo”, destacó el jefe comunal.

 

“Además de ser uno de los mejores escultores del mundo, es ícono representativo de la cultura popular, un orgullo no solo para Resistencia y sino también para el Chaco, que trascendió las fronteras nacionales para convertirse en un ícono en el contexto mundial”, agregó Capitanich.

 

“Quienes hemos tenido ya la satisfacción de conocer bien la Casa Museo, tenemos una inmensa satisfacción por este lanzamiento. Porque además, con esto, Fabriciano cierra una historia de vida, asociada al barrio, a la ciudad. Realmente es un orgullo para todos los resitencianos y los chaqueños”, dijo el intendente.

 

La Casa Museo Fabriciano es parte de la memoria viva de la ciudad, pues se trata de la casa familiar del artista, que originalmente perteneció a sus padres, Dora (Dorita) y Emelino Gómez, desde que se asentaron en Villa Seitor en la década de 1930. 

 

Allí mismo nació y se crió el escultor, junto a sus cinco hermanos. El lugar ha tenido cinco intervenciones y remodelaciones: dos de ellas fueron realizadas por los padres de Fabriciano y las tres restantes, por la arquitecta y escultora Mimo Eidman bajo la dirección del arquitecto Miguel Monfardini.

 

El jefe comunal, también recordó que además de la Casa Museo, “hay que destacar el rico aporte que Fabriciano hizo a toda la barriada, con la donación de esculturas en diferentes lugares en lo que se conformó un corredor de escultura en pleno Villa Seitor”, recordó Capitanich.

 

La ceremonia, con muchos presentes conteniendo y lanzando algunas lágrimas, contó con un vídeo profundo que repasó desde la niñez e infancia del artista, en la humilde casita de rosales de piso de ladrillo donde bailaba Dorita, hasta lo que es una orgullosa Casa Museo. 

 

Hizo una revisión por la amistad de niños, su paso adolescente por diferentes lugares de la patria, pero además, su paso por la docencia, y sin dudas toda su carrera y vida ligada al arte, con los múltiples logros y premios; pero, además, con el legado excepcional que entre otras cosas, nada menos que con la vigente y creciente Bienal de las Esculturas.

 

De la jornada, participaron referentes de la cultura chaqueña, y además, el vicegobernador, Daniel Capitanich. También estuvieron presentes, el secretario de Cultura, Turismo y Deportes del Municipio, Sebastián Benítez Molas; la secretaria General del Municipio, Patricia Petray; y varios subsecretarios; concejales; y funcionarios del Ejecutivo provincial; y representantes del Poder Judicial y Legislativo.

 

Un espacio con mucho para aportar.

Emplazada en Julio A. Roca 1.714, en la populosa y tradicional barriada de Villa Seitor, la Casa Museo es un espacio posee una gran riqueza histórica que redundará en el patrimonio cultural de la ciudad, ya que podrán encontrarse objetos originales utilizados por la familia de Fabriciano, documentación de su trabajo y trayectoria artística, como recortes periodísticos y premios, además de importantes esculturas de su autoría.

 

“La creación de esta “Casa Museo” es la culminación del trabajo de toda una vida” manifestó Fabriciano. “Con esto estoy cumpliendo prácticamente mi último objetivo, porque es un legado que le dejo a mi barrio, a mi ciudad y sólo resta agradecer a todos los que siempre han colaborado”.

 

Así mismo, recordó la importancia de la Ley de Mecenazgo para poder avanzar en materia cultural. En ese contexto, para finalizar, y agradeciendo a todos, ya adelantó que el próximo objetivo es la escuela de arte, con el fin de que artistas de todo el país, vengan a formarse al Chaco.

Chaco Día por Día