Capitanich: “Hacemos el máximo esfuerzo para administrar el número de contagios”

"Lo único que demostró eficacia hasta el momento es la restricción de circulación", sostuvo al Gobernador al respecto de un posible incremento de casos por la introducción de nuevas cepas de coronavirus, de mayor contagiosidad. No obstante, aclaró que es “absolutamente imposible, dada la estructura económica de Argentina”, volver a ese escenario. Habló de dos factores positivos a un año de pandemia: “una mejor capacidad de manejo sobre la crisis” y una campaña de vacunación que "va a empezar a fluir con mayor volumen de dosis”.

Jorge Caitanich, gobernador de Chaco.

En rueda de prensa, el gobernador Jorge Capitanich, hizo un repaso de las medidas de protocolos sanitarios específicos y de restricciones decretadas a fin de contener un incremento de contagios, en un escenario complejo por las mutaciones que fue sufriendo el virus a lo largo de un año, cepas que se caracterizan por una mayor contagiosidad o letalidad, según de donde provengan.

Explicó, al respecto de los protocolos sanitarios, que se avanzó sobre los corredores seguros para el transporte de cargas, de manera puntual, para camiones provenientes de Chile, Uruguay, Paraguay y Brasil, “con un mecanismo de seguimiento por la penetración de otras cepas”. Lo mismo sobre el corredor fronterizo con Paraguay, los 83 kilómetros, donde se coordinaron acciones con la participación de seis intendentes y autoridades de Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional y fuerzas de seguridad. Y también lo correspondiente al puente Chaco- Corrientes.

Mencionó que, en paralelo, se llevan a cabo controles sobre el transporte aéreo de pasajeros, conjuntamente con el terrestre de larga distancia. Y un desarrollo tecnológico que incluye lecturas de patentes, pasaportes Covid-19.

“Todo eso significa la posibilidad de detectar con anticipación síntomas que nos permitan promover el aislamiento”, sostuvo.

En cuanto a las restricciones, mencionó la implementación gradual horaria, de 22 a 6, “que queremos que funcione y también coordinarlo con Nación”. “También la restricción por clúster. Tenemos identificados clústeres de seis contagios en alrededor de 200 metros y el tema de la restricción geográfica que ya aplicamos con La Leonesa y Las Palmas y pretendemos aplicarlo a otros municipios que experimentan un incremento en número de casos”, agregó.

Las restricciones también incluyen a un abanico de actividades. “Cuando vemos actividades que disparan contagios podemos propender a establecer un mecanismo de suspensión por tiempo determinado”. El objetivo, según reiteró, es poder “administrar el número de contagios”.

 

Muestras al Malbrán

Consultado por CIUDAD TV al respecto de los tres casos sospechosos, cuyas muestras fueron remitidas al Instituto Malbrán para determinar si el diagnóstico coincide con alguna de las nuevas cepas de coronavirus, Capitanch respondió: “Nosotros hacemos el máximo esfuerzo para administrar el número de contagios, realizar los análisis correspondientes para que, frente a la detección eventual de cepas de mayor número de contagios y de letalidad, automáticamente administremos esa tendencia”.

“Es un tema que vamos monitoreando todo el tiempo, es extremadamente complejo porque lo único que ha demostrado eficacia hasta el momento es la restricción de circulación. Y es absolutamente imposible dada la estructura económica de Argentina, el cuadro económico de recesión que impactó durante 2018, 2019 y 2020”, analizó el Gobernador.

Habló de un “incipiente proceso de recuperación” que refuerza esta imposibilidad de aplicar este tipo de restricciones en la circulación. “Si no hay restricciones, la circulación existe; si existe circulación, también contagios. Es un círculo vicioso”.

Frente a este escenario, aseguró que un factor positivo es que, a un año de pandemia, hay una “mejor capacidad de manejo sobre la crisis, por eso se trabaja en más detección, mejor capacidad de seguimiento del aislamiento y, obviamente, tenemos una capacidad instalada superior al 30%. Pero es una cuestión extremadamente compleja y vamos a tener 75 días de mayor complejidad relativa”.

También recalcó, como segundo factor, el avance del plan de vacunación que “va a empezar a fluir con mayor volumen de dosis y eso va a tener reducción de letalidad y disminución progresiva de contagios”.

 

Alarma sanitaria

Consultado sobre la alarma sanitaria que se evalúa a nivel nacional, recalcó que lo ve como un tema muy importante. “Con un sistema de permisos especiales para bares y restaurantes que son pocos y los que efectivamente pueden garantizar la compatibilización entre lo que demanda la sociedad en materia de reducción circulación y lo que significa el trabajo para determinados sectores

Hay sectores que han sido muy castigados. Es una tragedia lo que ha ocurrido en el mundo y en la Argentina”, advirtió y anheló: “Esperemos que este periodo crítico que nos toca atravesar sea con vacunas, lo que era imposible de prever el año pasado. Una ola de contagios creciente, sin vacunas, sería tremendo”.

Compartir