Superclásico histórico: Boca y River definirán por primera vez el campeonato femenino profesional

Boca y River se medirán este martes en un Superclásico que definirá a las primeras campeonas de la era profesional del fútbol femenino argentino. La final del Torneo Rexona se disputará desde las 19.10 en el estadio José Amalfitani de Vélez Sarsfield y contará con la televisación de TNT Sports.

Que el primer torneo profesional del fútbol femenino tenga este desenlace es toda una señal. Un superclásico entre Boca y River para la primera final. No podía tener mayor atención y atractivo para un deporte que apuntala su crecimiento sostenido año tras año.

Boca sentenció su pase a la definición de la Copa YPF con un triunfo por 2 a 0 sobre San Lorenzo. River se había clasificado tras dejar en el camino al bicampeón defensor del título, UAI Urquiza. El partido había finalizado en un empate 2-2 en tiempo reglamentario, pero el conjunto dirigido por Daniel Reyes lo ganó 3 a 1 en los de penales.

Este martes, desde las 19, en el estadio de Vélez Sarsfield, se verá la primera definición de la historia del fútbol femenino profesional con un superclásico.

El improvisado torneo de transición surgió tras la cancelación del Campeonato 2019/20 por la pandemia de coronavirus. El certamen, de un total de 17 equipos, comenzó con una etapa de grupos dividida en cuatro bombos (tres de 4 y uno de 5). Los dos primeros de cada grupo se clasificaron para los cuartos de final, desde donde se jugó una modalidad de eliminación directa a partido único.

El último desafío entre ambos equipos ocurrió el 24 de septiembre de 2019, cuando el conjunto xeneize le ganó por 5 a 0 a River, con un hat-trick de Fanny Rodríguez.

El apuro con el que se organizó esta competición provocó dudas en lo que respecta a las clasificaciones para las próximas copas internacionales. En principio, el campeón del cancelado Campeonato 2019/20 habría conseguido un cupo directo para jugar la Libertadores 2021. Pero el inicio de la Copa YPF pisó el torneo anterior, que quedó indefinido.

En ese sentido, y luego de varias desprolijidades en la organización, se definió que la Copa YPF otorgue un cupo para la Copa Libertadores 2021 (será dado a River, ya que se resolvió que Boca se clasifique por haber terminado en el primer puesto del torneo que se canceló por la pandemia).

¿Partido bisagra?

En atención a lo estrictamente deportivo, surgen los clásicos interrogantes: “¿Cómo llegan los equipos? ¿Cambió algo respecto al último encuentro entre ambos?”. Pero esta vez, el foco de análisis también incluye cuestiones más relacionadas con la imagen grande.

Con el desarrollo del profesionalismo, el fútbol femenino ha crecido significativamente en la Argentina, y los clubes comenzaron a ofrecer salarios y contratos más altos. Sin embargo, para las jugadoras que quieren vivir exclusivamente del fútbol, estos sueldos no alcanzan las cifras necesarias. Por esa razón, se espera que el Superclásico sea una ventana que desencadene posibles futuras ventas. Se especula que el Boca-River atraiga audiencias desconocidas, posiblemente veedores de clubes extranjeros. Hay un cierto éxodo de jugadoras del fútbol local hacia Europa.

“Siento que es algo que se da de manera natural, imagino que las futbolistas buscan mejores condiciones. Pero me parece que se van muy jóvenes; es muy importante completar los procesos de formación. No solamente por las jugadoras, sino también para que la liga local se vea fortalecida”, le dijo a LA NACION Daniel Reyes, DT de River.

El camino de River

River llegó a la final sin sufrir grandes complejidades. En la etapa de grupos derrotaron a Lanús por 6 a 0, a Villa San Carlos por 5 a 0; e hicieron lo propio en el clásico con Racing, ganando 3 a 1. En los cuartos de final arrollaron a Independiente por un contundente 5-0. En las semifinales, dejaron atrás al Furgón Furgonero (UAI Urquiza), en lo que fue el único encuentro condimentado con suspenso.

Las goleadoras del conjunto de Núñez son Carolina Birizamberri y Lucía Martelli. Catorce de las 21 conquistas de esta Copa fueron capitalizadas por ellas.

El camino de Boca

Similar a su clásico rival, Boca llegó a la final sobradamente. Completó la Fase de Grupos con cuatro victorias consecutivas y el arco en cero: 4 a 0 contra Excursionistas, 2 a 0 contra Social Atlético Televisión, 2 a 0 contra Gimnasia y Esgrima La Plata, y un abrumador 8 a 0 contra Huracán.

En los cuartos de Final, el club xeneize repitió el resultado y eliminó a Platense por 8 a 0, para luego derrotar a San Lorenzo en las semifinales y llegar al partido definitorio.

La goleadora del club de la Ribera en el Torneo Transición es Andrea Ojeda, con 8 tantos. Por encima de ella se ubica la uruguaya Carolina Birizamberri, de River, que con 9 goles es la máxima artillera del certamen.

¿Cómo llegan los equipos?

River se enfrentará con Boca con un plantel cuya columna vertebral, en rasgos generales, se mantuvo desde el 5 a 0 de 2019; aunque el equipo contará con algunos rostros nuevos. Melina Moreno, Vanessa Penuna y la delantera Lucía Martelli son algunas de las novedades en la formación del conjunto rojiblanco, en comparación con la formación del último enfrentamiento.

“La intensidad táctica y el entendimiento de los partidos son la principal fortaleza de este plantel. Será clave”, confió Daniel Reyes a LA NACION.

En la vereda de enfrente tampoco sufrieron grandes cambios. En el bloque ofensivo siguen jugando Troncoso, Ojeda y Rodríguez; mientras que en el arco, Laurina Oliveros se mantiene firme en el once inicial.

En Boca también hay sensaciones de optimismo. “Sabemos que va a ser un partido muy peleado porque jugamos contra un gran rival que también terminó primero invicto en su grupo y viene creciendo en el último tiempo, pero nosotras tenemos nuestras virtudes y esperamos que salga un lindo encuentro y que podamos salir victoriosas”, expresó Florencia Quiñones a Télam.

El historial de los últimos diez años marca que se jugaron 24 superclásicos. Se registraron 14 victorias de Boca, 2 de River, y 8 empates.

En los últimos siete días, los equipos argentinos de fútbol masculino quedaron afuera de la Copa Libertadores, y ahora los flashes se acaparan sobre las chicas. Este será un juego histórico, una definición emocionante. Boca y River irán por todo en una final sin precedentes, con toda la mística que conlleva el hecho de que sea la primera vez, y ocurra en tiempos pandémicos.

FuenteInfobae y La Nación
Compartir