“Mi hija no se mató, a mi hija la mataron y quiero que se haga justicia”

Así lo aseguró a CIUDAD TV, Adelaida Montenegro, madre de Adriana Barreto, quién falleció este lunes en la localidad de Colonia Elisa por un disparo del arma reglamentaria de su pareja, un agente policial. Según la versión policial, se trató de un suicidio. Este miércoles se movilizarán en La Verde en reclamo de justicia.

Adriana Barreta fue asesinada de un disparo en el pecho el 23 de noviembre de 2.020.

Familiares y amigos de Adriana Barreto se movilizarán este miércoles en La Verde en reclamo de justicia ante el fallecimiento de la joven luego de recibir un disparo del arma reglamentaria de su pareja Carlos Ojeda, un agente policial de la ciudad de Colonia Elisa. Según el comunicado de prensa difundido por la policía provincial, se habría tratado de un “suicidio”, sin embargo la madre de la joven denunció una serie de irregularidades y aseguró que a su hija “la mataron”.

“En ningún momento se comunicaron conmigo, eso quiero que bien claro. Porque la primera que tenía que saber de lo que estaba pasando soy yo, porque soy su mamá”, sostuvo Montenegro. En ese contexto, relató que lo primero que le refirió el comisario de Colonia Elisa, de apellido Romero, es que su hija se había suicidado. “Yo ya no pude ver más el cuerpo porque fue trasladado a la morgue de General San Martín”, señaló.

“Mi hija no se mató, a mi hija la mataron y yo quiero que se haga justicia”, exigió Montenegro. Y advirtió que “desde el vamos están haciendo todas las cosas mal, hay muchas contradicciones en todo lo que hizo la policía”. “Quiero que se haga justicia, que se investigue”, insistió la madre de Adriana Barreto.

Montenegro reveló que su hija convivía con su pareja desde hacía menos de un año aunque nunca contó que era víctima de algún tipo de violencia. No obstante, sostuvo que “nosotros sospechábamos y mis dos hijos siempre me decían fíjate los estados como que daban indicios. Una vez su hermano lo llamó para ir a buscarla, pero ella decía que no, que no le pasaba nada”.

“Hoy cuando la reviso ella presentaba signos de violencia en su manito, en su cara, como golpes. Porque ella es blanca y es imposible ocultar. El disparo fue en el pecho, ellos no llamaron a la Policía, no llamaron a la ambulancia, manipularon todo ellos. Cuando tengo entendido que cuando sucede un hecho así lo primero que hay que esperar es al perito”, indicó.

“Ellos saben perfectamente el protocolo que tienen que seguir en esta instancia sin embargo no hicieron eso. La levantaron, la llevaron en un auto, manipularon la pistola, el arma reglamentaria y con eso ella se disparó en el pecho”, relató la madre de Adriana Barreto. “Para mí es como que quieren tapar todo”, denunció.

En ese contexto, la mujer exigió a la justicia “que por favor se investigue y que no le tiemble el pulso a la fiscal, al juez o al que fuese y que se hagan las cosas bien y se pudra en la cárcel ese tipo. Yo no lo quiero ver en la calle”.

“Que esto no quede impune, que ella no sea una más. Yo necesito que se haga justicia y toda mi familia me está apoyando en esto. Pero yo como madre sé que soy la que tengo que estar al frente y que ella me va a dar fuerzas para salir adelante y para hacer justicia por ella”, afirmó.

La versión policial 

La versión difundida por la Policía del Chaco:

“Una mujer de 26 años fue encontrada ayer sin vida en su vivienda ubicada por la calle Corrientes. Se habría efectuado un disparo con el arma de su pareja.

La mujer fue identificada como Barreto Gisela de 26 años y tras las diligencias policiales a través de los testimonios y la prueba de dermotest, la fiscalía dictaminó la causa como “Supuesto Suicidio”.

De tal manera, ordenó el secuestro del arma reglamentaria y que el funcionario policial permanezca en libertad. Por su parte, se iniciaron actuaciones administrativas de rigor”.

 

Compartir