“El incremento de los alimentos es mayor a los salarios mínimos” afirmó la directora del Isepci Chaco

“El aumento constante de los precios, por encima de los incrementos de las remuneraciones mínimas, envía cada mes nuevos contingentes de personas bajo las líneas de indigencia y pobreza. La Canasta Básica Alimentaria tuvo un incremento del 2.83% en el último mes y aumentó un 42,22% en los últimos doce meses.”, informó la profesora Patricia Lezcano.

Canasta Básica Alimentaria.

El Instituto de Investigación Social Política y Economía Ciudadana (ISEPCI Chaco), dio a conocer el Índice Barrial de Precios (IBP) correspondiente al mes de septiembre. Este relevamiento se lleva a cabo en el Gran Resistencia y en la ciudad de Sáenz Peña y tiene en cuenta los aumentos de precios en 57 productos que conforman la Canasta Básica de Alimentos (CBA) y la Canasta Básica Total (CBT).

“Los productos que más aumentaron fueron las carnes (5,53%), seguido por las frutas y verduras (2.31%) y los productos de almacén (1,34%). Una familia de 4 personas, dos adultos y dos menores, necesitó $17699 ($486,58 más que en agosto), para no quedar bajo la línea de la indigencia en el mes de septiembre”, cuenta Lezcano. Y continúa: “Respecto a la CBT en donde se incluyen servicios no alimentarios, como vestimenta, transporte, educación, entre otros gastos, dicha familia necesitó $44.248 en septiembre para no quedar bajo la línea de la pobreza”.

La directora del Instituto afirma que “la Canasta Básica Alimentaria aumentó un 42,22% en los últimos doce meses. Esto en contraste con la jubilación mínima que aumentó solo un 40%, o de la Asignación Universal por Hijo que subió un 33,48%, o del salario mínimo que se encuentra congelado desde diciembre del año pasado”.

“Según los datos del INDEC en el Gran Resistencia la pobreza es del 48,7% en el primer semestre del presente 2020, mientras que la indigencia es de un 18,2% en el mismo período. Esto se debe a que el incremento de los alimentos y productos es mucho mayor que el aumento de los salarios, como consecuencia hay más familias bajo las líneas de indigencia y pobreza que no logran cubrir sus gastos mínimos”, concluyó Lezcano.

Compartir