Aradas denunció ante la Justicia la gestión de Pascua ”por profundas irregularidades”

El diputado provincial radical Alejandro Aradas formuló en CIUDAD TV graves denuncias contra la intendenta de Enrique Urien. Afirma que autoadjudicó para su familia el 40% de las viviendas que debían haberse entregado a familias del Paraje La Viruela, en lugar de hacerlo en su pueblo. Dice que hay irregularidades que el IPDUV no aclara ni informa. También apuntó al uso de fondos del Municipio con destino incierto, ''pero usando facturas truchas”, y que ''Liliana Pascua debe justificar su crecimiento patrimonial''.

Alejandro Aradas en CIUDAD TV.

“Nosotros nos encontramos con una entrega irregular de viviendas, donde la intendente se habría adjudicado una y habría otorgado otras 3 a familiares muy cercanos. Fuimos a pedir explicaciones al Instituto de Vivienda a través de una nota, donde solicitamos que, de ser así, se puedan reasignar esas viviendas; porque hay que cumplir con determinados requisitos cuando hay entregas que tienen que ver con la situación de las familias a quienes van dirigidas”, comenzó señalando el legislador.

Agregando que, “en este caso, eran 10 viviendas para los sectores de Pueblos Originarios o familias que hayan pasado por alguna cuestión climática. Lo raro comienza cuando en el IPDUV le autorizan la relocalización de estas 10 viviendas al pueblo de Enrique Urien, porque eran para el Paraje La Viruela donde había ocurrido un tornado que había perjudicado o dañado viviendas”.

Continuó indicando que, “estas 10 familias del Paraje La Viruela jamás recibieron la solución habitacional a la que se había comprometido en ese momento el gobernador Capitanich, a través de su presidente del IPDUV – que era Domingo Peppo -, y la intendente que era Liliana Pascua”. Resulta que, ahora, de estas 10 viviendas que se relocalizaron, 4 pertenecen a familiares de esta última”.

En cuanto a la explicación de su actuación en esta situación, acotó que “primero avanzamos con este tema solicitando explicaciones. A medida que avanzamos en la investigación nos dimos cuenta que eran mucho más profundas las irregularidades que venían sucediendo”.

Mencionando como ejemplo que “la vivienda que tiene en Enrique Urien la intendente fue totalmente remodelada. Queremos saber si ese dinero se ocupó del bolsillo de ella o tiene que ver con los erarios públicos. Porque la vivienda que le entregó el Instituto era de un ambiente, un baño instalado y una galería. Y cuando fuimos a ver la vivienda que le otorgó el organismo provincial, es una de 2 pisos, con todo el confort posible, que no encuadra con lo que manifestó en la documentación el Instituto de Vivienda”.

En razón de esto, “es que también solicitamos esta investigación”; agregando que “por último, a medida que fuimos profundizando la investigación, nos enteramos que la intendente tiene una mansión, de una superficie importante en Villa Ángela, valuada en muchos millones de pesos, que está muy lejos de poder acceder a través del sueldo que tiene como jefa comunal. Entonces lo que pedimos fue una investigación de cómo evolucionó el patrimonio personal de la intendente Pascua, porque realmente llama la atención”.

Aradas recalcó que, “si la familia de ella necesita una vivienda, tendría que haber generado algún tipo de mecanismo transparente para el otorgamiento. Porque estas viviendas tenían una dirección que era atender a esas 10 familias que habían sufrido el temporal en el Paraje La Viruela, más allá que la familia de ella pueda necesitar o no, algo que no discuto. Sí lo hago sobre el proceso y modo en que se autoadjudicaron, el 40% de las viviendas fue para la familia Pascua”.

Denuncias por el facturero

Sobre el uso ilegal de facturas ”para pagar cosas que nunca ocurrieron en el pueblo”, Aradas menciona luego que “a medida que fuimos investigando, nos comenzaron a llamar algunas personas de Villa Ángela relacionadas al municipio de Enrique Urien, como el ex secretario de Gobierno de Liliana Pascua, y también nos sorprendimos. Porque él había hecho esta misma denuncia 5 años atrás en el Tribunal de Cuentas y en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, con toda la documentación presentada, donde demostraba las irregularidades que venía cometiendo la intendente Pascua, pero que el Tribunal de Cuentas no actuó”.

”Es sorprendente el silencio del organismo ante situaciones tan claras de corrupción, como éstas, porque de último, si no era su competencia, podía elevar todas las actuaciones a la Justicia Federal, a la Provincial, a la FIA o ante quien pueda actuar ante los hechos denunciados”, disparó el diputado provincial.

Adelantó que cuenta con el testimonio de “un monotributista que no cobró, no trabajó, no hizo ninguna obra y jamás vio un peso del Municipio de Enrique Urien, y las facturas de la comuna dicen que esta persona facturó más de 500.000 pesos en materia de veredas, construcción de pavimento, mano de obra en construcción de viviendas y otra compra de materiales”. Aclarando que se trata de Bruno Emanuel Ayala, quien admitió que, “lo único que hice fue ir a Enrique Urien y entregar mis datos, porque me los pidieron, para solicitar un trabajo porque estaba justamente sin trabajar”.

Reveló además que, “este chico trabaja en Villa Ángela repartiendo bidones de agua”, y que “claramente hay una situación de falsificación de documentación por parte del Municipio, de la que van a tener que responder”. Anunciando que se hizo la denuncia ante la Justicia Federal, poniendo a disposición del Fiscal los testimonios y documentación con la que cuenta, de estos hechos, ”que ocurrieron entre el 2014 y el 2015”.

Por último, Alejandro Aradas refirió que “el IPDUV nunca responde los pedidos de informes, y tenemos en la Cámara de Diputados más de 300. Ahora, por la gravedad de la acusación, nos pareció que la Justicia era el camino indicado para poder investigar y resolver la situación”.

Compartir