Donaron cascos de ventilación no invasivos y elementos de bioseguridad al Perrando

Lo hizo la Fundación Chaco Solidario. Esta tecnología minimiza el riesgo de propagación del virus y permite el tratamiento de pacientes evitando procedimientos invasivos como la intubación. El elemento fue desarrollado por ingenieros de la Pyme argentina “Ecleris”, en colaboración con equipos médicos de hospitales públicos de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires.

Elementos donados por Chaco Solidario al Perrando.

Este viernes, los directores de Fundación Chaco Solidario, Hernán Knezovich y Juan Ignacio Costilla, acompañados por la vicegobernadora, Analia Rach Quiroga, entregaron cascos tipo Helmet de ventilación no invasiva, y elementos de bioseguridad a la directora del Hospital Perrando, Nancy Trejo y los coordinadores de la Unidad de Covid- 19, Nelsón Sánchez y Darío Barrios.

Los elementos serán utilizados para tratar personas con Covid-19. Los cascos, forman parte de una primera entrega que realiza la fundación para el Hospital Julio C. Perrando de la localidad de Resistencia.

Este novedoso artículo utiliza un sistema de ventilación no invasiva que reemplaza en muchos casos el uso de respiradores mecánicos, uno de los insumos más críticos a la hora de enfrentar la pandemia.

La principal innovación de este método, consiste en que la persona se mantenga despierta, lo que le posibilita comunicarse y lograr una mayor recuperación en un corto periodo de tiempo. A su vez, esta alternativa disminuye el riesgo de contaminación del personal de salud, ya que evita el riesgo de aerosolización del virus.

Fue desarrollado por ingenieros de la Pyme argentina “Ecleris”, en colaboración con equipos médicos de hospitales públicos de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires. Su principal objetivo es evitar que los pacientes sean intubados y tratados en terapia intensiva si su cuadro clínico lo permite.

“Estamos comprometidos con sumar esfuerzos para hacer frente a esta pandemia, venimos llevando adelante acciones para duplicar los esfuerzos, sobre todo vinculados al área de salud comprendiendo el contexto histórico que atravesamos debido al Covid-19”, aseguró Juan Ignacio Costilla.

Además de esta primera entrega de cascos con kits de tres cuellos por cada uno, se destinaron elementos de bioseguridad que forman parte de las donaciones de la multinacional “Globant”, que consistieron en diez termómetros digitales infrarrojos, 505 barbijos quirúrgicos, 100 cofias, 10 gafas protectoras, 15 trajes tyvek, y 600 guantes de látex.

 

Compartir