Desalojaron una fiesta clandestina de la que participaban más de mil personas en Resistencia

Sucedió esta madrugada en Arbo y Blanco al 2900. Los efectivos policiales llegaron al lugar mediante información brindada por los vecinos de la zona. En el interior, otras dos fiestas fueron desconcentradas.

Al llegar, entablaron conversación con el encargado de la fiesta, a quien notificaron de las prohibiciones existentes para la realización de tamaño evento en lo que respecta a la aglomeración de tantas personas.

De acuerdo a las nuevas medidas regulatorias y restrictivas en el marco de la emergencia sanitaria desatada y con la firme intención de garantizar la salud de la población en general de acuerdo al Plan de Desescalada en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio.

La Policía del Chaco, viene arbitrando las medidas pertinentes, para regular la circulación y permanencia de personas en lugares de esparcimientos públicos, como ser: parques-plazas-espacios verdes-locales de eventos-y otros donde se congreguen o aglomeren personas en grandes masas, debiendo invitar a la ciudadanía a que concurran a sus respectivos domicilios fines de evitar la propagación del coronavirus (covid-19).

Por ello, esta madrugada en el marco del operativo de seguridad en prevención de “Fiestas Clandestinas”, agentes policiales llegaron hasta un predio, ubicado en Arbo y Blanco al 2900, donde se llevaba a cabo un evento no autorizado con la concurrencia de unas 1.000 personas. El propietario del lugar, de 31 años manifestó que estaba celebrando un cumpleaños y por ello se le invitó a finalizar el evento, posteriormente los asistentes comenzaron a retirarse sin surgir novedades.

También en Sáenz Peña y Charata

Hasta calle Mariano Moreno al 1025 de la ciudad de Sáenz Peña, llegaron efectivos de la Comisaria Primera, debido a que tenían conocimiento que se desarrollaba una celebración no permitida debido a la pandemia actual.

A su arribo, los efectivos constataron a unas 150 personas reunidas, las cuales al ver los patrulleros, comenzaron a retirarse, no siendo factible la comunicación con el dueño de casa, debido a que no se encontraba.

Asimismo, agentes de la División 911 de Charata, desconcentraron a los concurrentes de una reunión no autorizada que se llevaba a cabo en el barrio Centenario. Allí, se entrevistaron con una mujer de 26 años, dueña de la casa, quien fue informada de las prohibiciones vigentes sobre la realización de fiestas o reuniones con concurrencia masiva de personas.

Compartir