Convenio Provincia-Nación para incrementar beneficios para la inserción laboral en empresas

"El objetivo es que empresas del medio local sumen trabajadores desocupados a sus planteles, aprovechando las ventajas que otorga este programa mediante el cual se cubre parte del salario del nuevo empleado o empleada, sumando una asistencia económica desde la provincia para incrementar esos beneficios", explicó Lifton.

Acuerdo para solventar parte de los salarios de trabajadores.

El gobierno del Chaco y la Nación suscribieron un convenio que incrementará los beneficios para aquellas empresas que incorporen personal mediante una asistencia económica de hasta $11.400 por empleado.

La firma del convenio estuvo a cargo del ministro de Producción, Industria y Empleo, Sebastián Lifton, y el jefe de la Agencia Territorial Resistencia del Ministerio de Trabajo de la Nación, Juan Carlos Rosciani.

“El objetivo es que empresas del medio local sumen trabajadores desocupados a sus planteles, aprovechando las ventajas que otorga este programa mediante el cual se cubre parte del salario del nuevo empleado o empleada, sumando una asistencia económica desde la provincia para incrementar esos beneficios”, explicó Lifton.

El ministro detalló que el Estado es quién selecciona los perfiles laborales más adecuados de acuerdo con los requerimientos de parte de las firmas o pymes que lo soliciten. “Cuando una empresa incorpora trabajadores desocupados a través del Programa de Inserción Laboral (PIL) y los registra, recibe una ayuda económica del Estado Nacional y por otra parte del Estado Provincial, cubriendo parte de su salario por un plazo máximo de 12 meses”, agregó el ministro.

De la firma participó también el subsecretario de Empleo, Lucas Cepeda, en tanto que el convenio será luego refrendado por el ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni.

El acuerdo entre el Chaco y Nación apunta a promover la inserción laboral de 500 personas que actualmente poseen alguna vinculación con los distintos programas de empleo en vigencia. De esta manera, se incrementa el beneficio económico para aquellas empresas que contraten a trabajadores o trabajadoras desocupadas.

“El monto asciende a la suma de hasta 11.400 pesos por trabajador o trabajadora, asistencia económica que varía según el tamaño de la empresa y la jornada laboral”, agregó, por su parte, Cepeda.

El funcionario de la cartera industrial-productiva provincial señaló que se trata de una relación laboral formal en la que el Estado asume una porción del salario de las y los trabajadores que se incorporen a cada una de las empresas.

Más acciones a favor del empleo

Cepeda mencionó que existen otros programas complementarios para incentivar el empleo como el Entrenamiento para el Trabajo (EPT), que brinda incentivos económicos a las empresas para que entrenen aprendices en los puestos que necesitan.

“Luego, tienen la posibilidad de incorporar a esos o esas aprendices ya entrenados en tanto que durante el desarrollo del proyecto no se establece una relación laboral entre la empresa y los trabajadores, sino un acuerdo de entrenamiento”, indicó.

Las acciones de EPT tienen por objeto facilitar la transición hacia el empleo formal de jóvenes desempleados o desempleadas, mediante la realización de procesos de capacitación y entrenamiento en ambientes de trabajo de empresas con la finalidad de desarrollar actitudes, conocimientos y habilidades, similares a las que se requieren para desempeñarse en ámbitos laborales.

Compartir