Niñez y pandemia: “Se potenciaron los factores, los riesgos de violencia o abuso en los contextos familiares”

El secretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriel Lerner, dialogó con CIUDAD TV en el marco de su participación en la conferencia sobre abuso sexual en la infancia, a cargo de Al Fin Justicia, junto a la secretaria de Derechos Humanos, Silvana Pérez, y Gonzalo García Veritá, juez de Castelli.

Gabriel Lerner se refirió a la tarea que encararon desde el área desde el inicio de la pandemia y al aislamiento como factor de riesgo para muchos niños en contexto de violencia y/o abuso. “Sin lugar a dudas es un elemento que se potenció porque, sobre todo en niños pequeños, el principal factor de violencia o abuso suele estar en los contextos familiares o en sus relaciones afectivas”, aseguró.

“Es cierto que al no ir a la escuela o no participar de hábitos comunitarios, perdieron potencia los factores de violencia contra los niños en esos ámbitos institucionales. Pero lo cierto es que se potenciaron los factores o los riesgos de violencia o abuso en los contextos familiares”, dijo y aseguró que la detección se dio en líneas telefónicas de atención, “porque hubo un incremento de las demandas”.

En ese contexto, trabajadores de este tipo de servicios fueron declarados “personal esencial”, “para dar respuestas aún en condiciones mucho más adversas”.

Abuso sexual en la infancia

De manera puntual se refirió al tema por el cual comprometió su participación en la provincia, que es le abuso sexual en la infancia. Destacó el rol de las organizaciones en este flagelo, en una primera dimensión de reducción de los riesgos del abuso sexual, que es la promoción de derecho”.

Apuntó a la prevención y, de manera puntual a “una herramienta fundamental”, que es la extensión de la Educación Sexual Integral. “No es un problema de ideologías sino de política pública. No podemos obturar que los niños reciban un piso básico de Educación Sexual Integral que les permita saber lo que otras personas pueden hacer con su psicología, con su cuerpo, con sus deseos. Es muy importante para prevenir los abusos sexuales”.

Una tercera dimensión que mencionó tiene que ver “con la respuesta del Gobierno y, en particular, del poder judicial, a las situaciones que se denuncian de abusos o violencias contra chicos y chicas”. “Lamentablemente todavía hay posiciones patriarcales que no ponen en valor los relatos de los chicos. Es muy importante cambiar esa concepción cuando un niño denuncia una situación de amenaza o de maltrato, de violencia o de abuso. Hay técnicas que nos permiten conocer lo que están sintiendo los niños y hay que hacer propias esas demandas y potenciar otros recursos como la figura del Abogado del niño”.

El trabajo de la Secretaria en pandemia

Comentó sobre las modalidades adoptadas desde el principio de la pandemia. Contó que una preocupación inicial fue el abordaje de niños y niñas alojados en instituciones, a quienes llaman “niños sin cuidados parentales”; al igual que adolescentes que se encuentran en espacios de privación de libertad, imputados de algún delito. “Nos preocupaba que tuvieran una buena atención sanitaria, que hubiera prevención”, mencionó.

En esa línea, recordó que hubo romendaciones a instituciones de todo el país para la prevención y la asistencia, en paralelo a un subsidio económico de la Secretaría a todos los gobiernos provinciales para fortalecer el cuidado de inafntes en residencias y, en el mismo sentido, para los 1700 centros de desarrollo infantil y jardines comunitarios para la primera infancia.

Habló de las medidas que se tomaron para permitir visitas de progenitores no convivientes con los niños, traslados para cuestiones e salud, garantías de no discriminación. “Varias líneas de acción que vinimos trabajando durante el covid y seguimos con mucha atención también las salidas recreativas”.

Aseguró que estas cuestiones recreativas los llevó a la idea de que “el covid debe pensarse en términos de líneas de cuidado para que no se contagien”. “Los niños fueron destinatarios de políticas de cuidado. Los chicos y chicas también padecieron la circunstancias del aislamiento, no poder verse con sus amigos, ir a plazas, clubes, además de escuelas”.

Destacó en esos términos las políticas de cuidado que permitieron “relentizar el contagio”.

Fortalecimiento de la Línea 102

Habló de “un intenso trabajo” de acompañamiento y asistencia financiera a la Línea 102 y afines, “líneas de atención a las comunidades y niños y familias para receptar denuncias, si hay situaciones de maltrato, negligencia o abuso; o bien, para evacuar consultas. En 18 jurisdicciones del país llevan el número 102 y hay seis provincias que todavía tienen otros números”, explicó.

Compartir