Liberación de espacios comunes o públicos: “Hacemos un trabajo de ordenamiento en la ciudad”

Guillermo Monzón, secretario de Planificación, Infraestructura y Ambiente de la Municipalidad de Resistencia, explicó en CIUDAD TV el objetivo de los operativos de liberación de espacios públicos que se llevan a cabo, como ocurrió en las últimas horas en el Barrio San Cayetano. Ratificó que hay denuncias de vecinos, lo que ocurre desde hace años y “se hace costumbre que el vecino hace caso omiso a las intimaciones”.

Demoliciones en el Barrio San Cayetano.

Consultado sobre los operativos ejecutados, Monzón, dijo que “había reclamos y pedidos de muchos vecinos de la ciudad sobre estas situaciones de los espacios públicos, por el uso que se les da, y sobre todo en complejos habitacionales como el San Cayetano. Es por eso que el intendente, buscando un ordenamiento en todo el ámbito, ordenó los trabajos específicos que son la responsabilidad primaria del municipio de mantener esos espacios”.

Consideró además que “no es casual que tenemos que hacer el mantenimiento de calles, bacheo, desmalezamiento o mantenimiento de plazoletas y plazas. Al ser nuestra responsabilidad, también tenemos que actuar en estas situaciones, porque los espacios comunes tienen justamente un fin comunitario”.

”Y pasa como en el Barrio San Cayetano o en el Borrini, que por ahí se hace una construcción, un uso y una aplicación totalmente particular. Y obviamente eso va en detrimento municipal; primero, porque la construcción no está declarada y fue hecha en un lugar público”, agregó el funcionario.

Por tal motivo, indicó es que “en estas cuestiones es que estamos desarrollando esta tarea del retiro y demolición en algunos casos, obviamente con el todos los avisos e intimaciones, para la posibilidad del retiro”.

Guillermo Monzón en CIUDAD TV.

“Hay todo un procedimiento y están las denuncias de vecinos, no es solamente el control de policía que tiene el municipio. Muchas veces denuncian por la imposibilidad de transitar, y otras veces porque algunos usufructúan estos espacios, y hasta hay veces que alquilan. E incluso, en uno de ellos encontramos un negocio. Son situaciones irregulares”, aseveró Guillermo Monzón.

Explicó finalmente que primero está la denuncia, después se hace la constatación y se le dan todas las posibilidades al vecino para que retire la construcción, y en caso contrario lo hace el municipio.

“Estos casos están con todos los pasos e instrumentos administrativos y legales para realizar los procedimientos, y se insiste muchas veces para persuadir. Estos son reclamos de años, y por ahí no se toma una actitud para encarar estos temas  y se hace una costumbre que el vecino haga caso omiso a los avisos municipales. Vamos a tratar de revertir esta situación, actuando las diferentes áreas de la comuna, y a veces con la Policía del lugar”, subrayó.

 

Compartir