Desde Sáenz Peña, Capitanich pidió evitar “fuentes de contagio que se tornan imparables”

El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, compartió una actividad oficial con el intendente de Sáenz Peña, Bruno Cipolini, en donde reiteró el pedido de “responsabilidad social, ciudadana, individual” para poder avanzar con el plan de desescalada acordada por el gobierno provincial y los municipios. "Cuidémonos", exhortó, y aseguró que "ser responsables implica salvar vidas”.

Capitanich pidió “no compartir el mate, no compartir del pico, no podemos tener reuniones privadas y sociales, no podemos jugar al fútbol: son fuentes de contagio que después se tornan imparables y pueden producir muertes en personas o que un comercio no abra y un trabajador no trabaje”. Fue este miércoles en la segunda ciudad de la provincia, luego de destacar los logros alcanzados a partir del esfuerzo realizado desde el inicio de la pandemia de coronavirus lo que implicó que la provincia pueda iniciar un plan de desescalada y pasar del Aislamiento (ASPO) al actual Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO).

En ese contexto, el mandatario chaqueño reveló que en las últimas tres semanas se registró una “estabilidad con tendencia decreciente” de casos positivos de covid-19 en el Área Metropolitana del Gran Resistencia que se vio compensada por el crecimiento de casos en distintas localidades del interior provincial.

“Ser responsables implica salvar vidas”

“Estamos haciendo un esfuerzo extraordinario. Se ha hecho un esfuerzo ya en 140 días en forma sistemática y continua para frenar la expansión viral y la circulación comunitaria”, destacó Capitanich. Y enfatizó: “tenemos que ser muy rigurosos en el cumplimiento del plan de desescalada en sus diferentes etapas con los protocolos correspondientes”.

El gobernador aseguró que “necesitamos que los grupos de riesgo permanezcan en sus hogares, las personas que no tienen que desplazarse por razones esenciales que se sigan cuidando y no salgan de sus hogares”. En cuanto a los jóvenes, sostuvo que “expresan rebeldía y sienten cansancio”, pero aclaró que “no hay clases no porque no queramos sino porque es una fuente de contagio. Los clubes no se abren y no se pueden practicar deportes no por antojo de nuestra parte sino porque es un riesgo de contagio”.

“Hicimos un gran esfuerzo, pudimos contener la expansión exponencial de esta pandemia que se ha llevado muchas vidas en todo el mundo y también en nuestros hermanos y hermanas chaqueños. Cuidémonos. Responsabilidad social, ciudadana, individual, si somos capaces de cuidarnos no vamos a tener tantos contagios y vamos a salvar vidas. Ser responsables implica salvar vidas”, concluyó Capitanich.

 

 

 

Compartir