Vallado comunitario provocó una “guerra” entre vecinos de los barrios Ítalo Argentino y Villa Libertad

Por cuenta propia, vecinos del barrio Ítalo Argentino decidieron el sábado levantar un vallado en una de las entradas. Aseguran que tomaron esta decisión debido a que por esa vía cruzan autos y motos a toda velocidad para evadir controles de tránsito, además de que lo usan los delincuentes para ingresar y esconderse de la policía. Sin embargo, los habitantes de Villa Libertad repudiaron esta iniciativa al considerar que se sienten discriminados e impedidos de usar una vía de acceso regular.

Foto: Noticierochaco.com

Un vallado comunitario provocó una fuerte disputa entre vecinos de la zona sur de Resistencia. Es que el sábado, la comisión vecinal del barrio Ítalo Argentino decidió por cuenta propia bloquear uno de los accesos al lugar. El motivo: evitar que lo utilicen conductores que se fugan de los controles de tránsito y que sea una vía de escape para delincuentes. Sin embargo, esta medida no cayó nada bien en vecinos de barrios aledaños, como Villa Libertad, quienes repudiaron el bloqueo de un cruce muy utilizado por ellos.

Este sábado muchos vehículos y transeúntes que utilizaban esa vía de acceso al barrio, se vieron sorprendidos al notar un portón al ingreso al barrio, por calle Fortín Warnes al 1400. Ante la posibilidad de incidentes, varios patrulleros llegaron al lugar, para resguardar la integridad de los vecinos.

En declaraciones a Noticiero Chaco, Sandra Ortiz, una de las representantes del barrio Ítalo, dijo que “esta es una preocupación que tenemos todos en el barrio, por los hechos de inseguridad de robo, también ver motos y autos que utilizan esta vía a toda velocidad, esquivando los controles”.

Agrego también que “en un principio este acceso estuvo cerrado cuando se inauguró el barrio, nosotros hablamos con el ministerio de seguridad de la provincia y el municipio, inclusive existe una resolución en el contexto de la pandemia que vivimos por los contagios del mismo”.

Expresaron los vecinos que plantearon de manera concreta su “preocupación frente a una posible circulación viral” en un barrio donde la propia fisonomía arquitectónica facilitaría un contagio colectivo por la disposición de las unidades habitacionales.

Ante el reclamo de los vecinos de Villa Libertad, Luis Dellamea, Juez de Paz del Juzgado del Barrio Güiraldes, ordenó quitar el vallado y convocar a una mediación para este lunes. Sin embargo, hasta el mediodía de este lunes, la barrera continua ahí.

“Los vecinos de Villa Libertad no estamos de acuerdo con el vallado que pusieron acá los vecinos del Ítalo. La cuestión es que el acta estafa firmada por el juez Dellamea, el comisario y el subcomisario. Pero no sé por qué no levantaron el vallado”, señaló el presidente de la Comisión Vecinal de Villa Libertad al sitio Portal Móvil.

“Esto es una discriminación total. Estamos cansados de este racismo. Nos sentimos discriminados porque no sé por qué no dejan que pasemos los vecinos del barrio Libertad por este barrio, que es un acceso hacia avenida Chaco, hacia una plazoleta también donde se van los niños de este barrio a pasear”, añadió.

Compartir