Argentina encabeza el ránking de políticas públicas con perspectiva de género durante la pandemia

Según un informe que publicó ONU Mujeres junto al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Argentina encabeza el ranking de países que implementaron políticas públicas para enfrentar la crisis que provocó la pandemia desatada por el Covid-19, con una sustantiva proporción de ellas sensibles al género.

En lo que denominaron como “rastreador” de políticas con enfoque de género, analizaron un total de 1577 medidas implementadas en 195 países. En el caso de Argentina, el informe destaca treinta medidas adoptadas en respuestas al COVID-19, de las cuales dieciocho fueron sensibles al género. De estas, nueve corresponden a políticas específicas contra las violencias por motivos de género, cinco destinadas a la seguridad económica de las mujeres y diversidades y cinco vinculadas a la economía del cuidado.

Entre las medidas relevadas en el caso argentino, se encuentran el fortalecimiento de la Línea 144, los nuevos canales de comunicación implementados en el contexto de la emergencia sanitaria, la articulación del Ministerio de las Mujeres Géneros y Diversidad con los gobiernos provinciales, locales y organizaciones de la sociedad civil; la prórroga automática de medidas de protección para personas en situación de violencia por motivos de género; la resolución que estableció como casos de fuerza mayor aquellos vinculados con las violencias por motivos de género; la disposición de dispensar tanto a varones como mujeres de ir al trabajo en los casos en que su presencia resulte indispensable para realizar las tareas de cuidado mientras dure la suspensión de clases en las escuelas; las disposiciones vinculadas con el traslado de niñas, niños, niñes y adolescentes en aquellos casos en los que los progenitores o referentes afectivos no se encuentren en el mismo hogar; la incorporación de personas travesti y trans a los programas sociales; la incorporación de personas en situación de violencia al programa Potenciar Trabajo; los subsidios extraordinarios para aquellas personas beneficiarias de la Asignación Universal por Embarazo y la AUH, así como también a la población beneficiaria del Sistema Integrado Previsional Argentino, de la Pensión para el Adulto Mayor, de pensiones no contributivas por vejez, invalidez, madres de siete hijos o más y la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), entre otras políticas.

“Este lugar que ocupa la Argentina en este informe es una muestra del compromiso de todo el Estado nacional en promover políticas con perspectiva de género y diversidad. La creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad dio cuenta de la decisión política del presidente Alberto Fernández y de la vicepresidenta Cristina Fernández de jerarquizar estas políticas, que era un paso indispensable hacia la transversalización de la perspectiva de género. Para poder efectivamente reducir las brechas entre varones, mujeres y diversidades es indispensable que los distintos organismos del Estado se comprometan en este desafío y el reconocimiento en este informe de PNUD y ONU Mujeres demuestra que estamos en el camino correcto”, sostuvo Elizabeth Gómez Alcorta.

El rastreador del PNUD relevó medidas nacionales que abordaron la respuesta al COVID-19 y de ellas, destacó aquellas sensibles al género como las políticas de seguridad económica y seguridad social de las mujeres y diversidades, el trabajo de cuidado no remunerado, el mercado laboral y la violencia por motivos de género. La metodología empleada por el rastreador se basó en información disponible públicamente, incluida la cobertura de los medios, documentos oficiales y otros rastreadores de políticas de COVID-19.

Compartir