Lavado I: confirman prórroga de la prisión preventiva a exfuncionarios y recomiendan la elevación a juicio

Así lo resolvió la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia al ratificar la prórroga de las prisiones preventivas del exsecretario general de Gobierno, Horacio Rey; del exsubsecretario de Comercio, Roberto Lugo, y de los demás procesados por presunto lavado de dinero proveniente de la pauta oficial. Además, recomendaron la pronta elevación a juicio de la causa.

Horario Rey y Roberto Lugo fueron procesados en la causa Lavado I. Se los acusa de lavado de activos agravado.

La Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia resolvió convalidar la prórroga por un año de las prisiones preventivas de Horacio Rey, Roberto Lugo, Ricardo Retamozo, Gustavo Katavich y César Zibecchi en sintonía con la decisión de la jueza federal de primera instancia, Zunilda Niremperger. No obstante, el tribunal le recomendó a la magistrada la pronta elevación a juicio de la causa, que se inició hace más de dos años y medio, por lavado de dinero proveniente del presunto desvío de la pauta publicitaria oficial durante el primer tramo del mandato del exgobernador Domingo Peppo, hoy embajador argentino en la República de Paraguay.

La resolución fue dictada el pasado 6 de julio con voto dividido: los camaristas ad hoc Miguel Aranda y Juan Manuel Iglesias favor de mantener la prisión preventiva y la oposición de su par Fernando Carbajal.

Días atrás, la Cámara Tercera en lo Criminal de Resistencia también prorrogó la prisión preventiva de los imputados -que ya fueron elevados a juicio oral en marzo de 2019- en la causa en la que se investigaron los delitos precedentes al lavado, es decir, por el pago de alrededor de 60 millones de pesos de fondos públicos a empresas que no existían, conocido como caso “Fappo” (Fideicomiso de Administración de Pautas Publicitarias).

En preventiva pero con domiciliaria

Más allá de la prórroga de la situación procesal de los procesados, vale recordar que la mayoría de ellos accedió al beneficio de la detención domiciliaria por la pandemia de COVID-19, tanto en la causa federal como en la provincial en la que, como se mencionó en esta nota, ya está confirmada la realización del juicio y del tribunal que juzgará a los imputados.

En la causa federal, los cinco se encuentran con procesamiento firme por el presunto delito de lavado de activos, agravado por habitualidad, ser miembro de una banda y, en algunos casos, ser funcionario público el que hubiera cometido el hecho en ejercicio u ocasión de sus funciones. Al resolver la prórroga de la prisión preventiva, la jueza Niremperger había advertido “aun latente un peligro de entorpecimiento del accionar de la justicia (aunque disminuido) y un potencial riesgo de fuga que se acentúa a medida que se aproxima la clausura de la etapa instructora”.

Compartir