Renunció la cúpula de la Policía del Chaco

El jefe de la Policía, Fernando Romero; el subjefe, Ángel Domínguez y la directora ejecutiva del Centro de Análisis, Comando y Control Policial, Mariela Noemí Aguirre presentaron su renuncia este lunes ante el Ministerio de Seguridad, confirmó a CIUDAD TELEVISIÓN el dimitente titular de la fuerza. Fue luego de que el gobierno provincial rechazara la reincorporación de los policías que están imputados por violencia institucional contra cuatro jóvenes qom de Fontana. La cúpula policial quería que los agentes regresen a sus tareas habituales tras recibir la libertad.

Fernando Romero presentó su renuncia al cargo de jefe de Policía del Chaco.

En una sorpresiva decisión, la cúpula de la Policía del Chaco presentó su renuncia este lunes por la mañana.

Fue al mostrarse en desacuerdo con la decisión del Ejecutivo provincial de mantener suspendidos a los cuatros agentes imputados en una causa por allanamiento ilegal y vejaciones perpetradas el 31 de mayo y que tuvo como víctimas a un grupo de jóvenes Qom del barrio Banderas Argentinas, de Fontana.

Para los jefes policiales, los imputados deberían retornar a sus puestos por el sólo hecho de haber recuperado su libertad. Sin embargo, desde el Ministerio de Seguridad, con el respaldo del gobernador, Jorge Capitanich, se decidió que por la gravedad de la denuncia y los hechos de los que son acusados, los uniformados continúen suspendidos.

Esto motivó el portazo del jefe de la Policía, Fernando Romero; el subjefe, Ángel Domínguez y de la directora ejecutiva del Centro de Análisis, Comando y Control Policial (C.E.A.C), Mariela Noemí Aguirre. Los tres presentaron su renuncia la cual está siendo evaluada por Capitanich, quien decidirá si la acepta o no.

En declaraciones a CIUDAD TV, Romero confirmó la decisión de la cúpula y reiteró que para él, los agentes deberían ser reincorporados. “Nosotros debemos reintegrar al servicio efectivo a los cuatro uniformados involucrados en el caso de la comisaría Tercera de Fontana, aquel hecho lamentable que ocurrió hace más de un mes”, señaló.

“Al recuperar la libertad, esos policías deben reintegrarse al servicio efectivo, por supuesto siempre sujetos a la causa judicial y al sumario administrativo”, añadió Romero y recordó que la asesoría legal de la Policía recomendó la reincorporación. “Es norma nuestra que deben reintegrarse al servicio”, explicó.

“Esa postura no fue aceptada por el gobernador ni por la ministra (de Seguridad, Gloria Zalazar). Ellos mantienen la postura de mantenerlos en (actividad) pasiva por delito, cuando no tenemos nosotros legislación que nos ampare. No estamos de acuerdo con esta postura del Poder Ejecutivo. Obviamente no podemos seguir trabajando en esta situación y por eso renunciamos”, afirmó Romero.

Cabe recordar que el viernes, el todavía jefe de la Policía había anticipado a los medios locales que este lunes se reincorporarían a los agentes suspendidos, en un destino y con tareas distintas a las que realizaban previo a la denuncia. Esta declaración motivó la inmediata intervención de la ministra de Seguridad quien dispuso que los agentes continúen suspendidos.

Romero fue designado jefe de Policía el 12 de febrero de 2019 por el exgobernador, Domingo Peppo. En diciembre pasado, al asumir la gobernación, Jorge Capitanich lo ratificó en el cargo.

Notas relacionadas 

Los policías imputados por un brutal allanamiento en Fontana quedaron en libertad 

Violencia policial contra jóvenes qom en Fontana: el Gobierno decidió que los agentes continúen apartados

 

Compartir