Recomendarán a supermercadistas “no hacer ningún tipo de negocio fuera de los precios actuales”

La definición pertenece a Miguel Simons, vicepresidente de la Cámara de Supermercadistas, quien aseguró en CIUDAD TV que “no somos formadores de precios”, y que quedan “como el jamón del sándwich” en la disputa entre industriales y el gobierno. ''Hasta este momento nos estábamos negando a recibir listas de precios nuevas de los proveedores”, subrayó.

“Oficialmente nosotros no tenemos ningún tipo de comunicado respecto de la prórroga de precios máximos. Sabemos que es la actitud del Gobierno nacional y ante algunos reclamos de la industria, por lo menos en precios máximos no se iba a considerar ningún tipo de aumento”, remarcó Simons.

Consideró luego que “el problema es que la industria manifiesta tener sus costos desfasados, por aumentos en la logística, en personal, la caída de las ventas y otros ítems. De todas maneras a nosotros, en lo que refiere al supermercadismo, vamos a volver a estar en el terreno difícil, en el medio, o sea el jamón del sándwich. Hasta este momento nos estábamos negando a recibir listas de precios nuevas de los proveedores”.

Insistió en que “es la industria la que viene anunciando que van a haber listas nuevas, que van a aumentar algunos rubros, y hablan de entre un 5 y un 20% de acuerdo al producto. Nosotros estamos directamente no comprando porque, como siempre, va a pasar que el verdadero valor del producto se va a ver en nuestras góndolas. Nosotros no somos los formadores de precios. La recomendación a nuestros asociados va a ser no aceptar las listas de precios y tampoco hacer ningún tipo de negocio fuera de los precios actuales, porque no sabemos en qué va a terminar”

Miguel Simons en CIUDAD TV.

Simons aseveró con cautela que, “probablemente el proveedor nos mandó una lista de precios con el 10% y termina arreglando con un 5%, nos vamos a quedar fuera de precios, como ya se nos dio. Tengo entendido que entre empresas hay un acuerdo de entre un 6 y 7% de aumento en los precios, pero por el momento nosotros estamos siendo muy cautos en las compras”. ”No queremos quedar enganchados en la disputa entre la industria y el Gobierno nacional”, insistió.

Sobre el final y en relación a la forma en que el sector viene sobrellevando la Emergencia, Simons opinó que “la situación de los supermercados es bastante delicada, porque la venta está en un 50% de lo que era hace un tiempo, salvo los meses de marzo y abril donde la gente se sobreestockeó”.

”Estamos con un mal volumen de ventas, seguimos trabajando y vendiendo, pero la rentabilidad se ha caído. Hay un casi total quite de compra de productos que no son de primera necesidad, algunos se han desbarrancado totalmente, y solamente se venden los que son de más uso pero baja rentabilidad”, concluyó el dirigente supermercadista.

Compartir