La Defensora de Niños y Adolescentes propuso crear un “ingreso universal” para esa franja etaria

En diálogo con Télam Marisa Graham anticipó que el tema debe ser un debate para después de la pandemia de coronavirus, y explicó que se trata de "tomar todas estas distintas asignaciones que reciben los niños y ponerlas debajo de un solo paraguas que sea este ingreso".

La Defensora Nacional de los derechos de Niñas Niños y Adolescentes, Marisa Graham, propuso crear un “ingreso universal” para esa franja etaria, dijo que debe ser un debate para después de la pandemia de coronavirus, y explicó que se trata de “tomar todas estas distintas asignaciones que reciben los niños y ponerlas debajo de un solo paraguas que sea este ingreso”.

En una entrevista con Télam, Graham contó que planteó su iniciativa el miércoles pasado en una reunión que mantuvo con el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien recibió “bien” la propuesta.

Graham, abogada especialista en Derecho de Familia, es la primera defensora nacional de Niñas Niños y Adolescentes. Juró el 28 de febrero pasado tras ser designada por el Senado de la Nación al frente de ese cargo, que había sido creado en 2015 por ley y nunca se había ocupado.

– Télam: ¿Usted propone crear un ingreso universal para niños y adolescentes?

– Marisa Graham: No es que impulsemos ya, porque sabemos que no es posible porque hay que hacer toda una ingeniería que implica un nuevo pacto social, económico, incluido el fiscal, una reforma tributaria, una cantidad de cosas. Lo que decimos es que la Convención sobre los Derechos del Niño habla del derecho del niño en la seguridad social y eso incluye, por ejemplo, la asignación universal. Y uno podría decir que la asignación universal, que además proviene del Anses, es seguridad social. Lo que le propusimos al Jefe de Gabinete es, escalonadamente, ir avanzando hacia la cobertura del 100% de niñas niños y adolescentes en un ingreso universal y único. Ahora lo tenemos fragmentado: la asignación universal para aquellos que tienen papás que o no trabajan o no tienen un trabajo regulado, después la asignación familiar para los que tienen padres con trabajo registrado, o sea que reciben una asignación familiar en su recibo de sueldo, y después están aquellos que lo descargan del Impuesto a las Ganancias.

– T: ¿Sería la unificación de las asignaciones que actualmente se perciben?

– MG: Podríamos decir eso. Lo que pretendemos es que le llegue a todos las niñas y niños, y que sea un piso básico de ingreso universal ciudadano para los niños.

– T: ¿Se estimó algún monto?

– MG: No. No hicimos el ejercicio financiero de eso. Lo que decimos es que tiene que ser gradual y la República Argentina está en condiciones, entendemos que estamos en un momento particular, pero saliendo de este momento particular, está en condiciones de avanzar hacia un ingreso universal. Porque si se suma todo el gran esfuerzo que hizo el Gobierno nacional en este tiempo: Asignación Universal, más los bonos sobre la Asignación Universal, más la Tarjeta Alimentar, más la entrega de mercadería, más el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), ahí te das cuentas que hay una potencialidad y podríamos ir hacia eso.

– T: ¿Estaría incluida, entonces, la Asignación Universal por Hijo?

– MG: Primero hay que avanzar en un poco de aumento de la Asignación Universal por Hijo, es decir, mantener los bonos por pandemia. Por otro lado, que no haya condicionalidades, quitarle definitivamente las que hoy están suspendidas por la pandemia. La convención sobre los Derechos del Niño habla del derecho del niño a la seguridad social sin condicionamientos… También la experiencia del IFE, que está centrado en familias con niños, nos parece que tenemos que empezar a instalar el debate sobre si a mediano y largo plazo la República Argentina no está en condiciones de afrontar este desafío… Se llamará de otra manera, pero es tomar todas estas distintas asignaciones que reciben los niños y ponerlos debajo de un solo paraguas que sea este ingreso.

– T: ¿Cómo recibió el Jefe de Gabinete su propuesta sobre la seguridad social para los niños?

– MG: Bien, estuvimos charlando bastante sobre ese tema. Nos contó como ayudó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a que una importante población que estaba por debajo de la línea de indigencia estuviera por sobre la línea de indigencia. Le propusimos hacer ejercicios conjuntos, y empezar a poner la cuestión sobre la mesa y empezar a debatirla. Le ofrecimos recolectar evidencia de otros países, de otras experiencias en el mundo sobre el ingreso infantil universal y empezar a trabajar en ese camino…El tema de los derechos de la niñez y la adolescencia es un tema transversal que involucra a todos los niveles del gobierno y en todas sus instancias.

– T: ¿Cómo evalúa la asistencia del Gobierno a niños y adolescentes?

– MG: Yo destaco la inversión, la Tarjeta Alimentar, la Asignación Universal y los bonos y los esfuerzos que se están haciendo para llegar a aquellos niños y niñas a los que nunca se había llegado con la Asignación Universal. Destaco fuertemente el IFE. Me parece que hubiese sido bueno no haber cerrado los comedores escolares, haberlos mantenido abiertos mas allá de que las aulas estén cerradas. Porque eso obligó a que gran parte de los chicos que comen en la escuela, vos tenés casi 4.250.000 chicos que reciben Asignación Universal hoy en la República Argentina, pero mucho más de esos chicos comen en la escuela…Nuestra preocupación, que tiene que ver no solo con el problema del hambre, sino sobre todo con el tema de la malnutrición y en la República Argentina, un problema grave que venimos teniendo antes de la pandemia que es la obesidad, se ve incrementada por la ingesta de harinas. Tenemos que ver, y eso es parte de la propuesta, cómo el Estado asegura que las familias esos ingresos que reciben por fuera de los bolsones vayan a la compra de alimentos que balanceen la dieta y complementen con frescos. Ese seguimiento hay que hacerlo en territorio y es un seguimiento que no es fácil.

FuenteTélam
Compartir