En plena cosecha gruesa, las cerealeras vendieron un 42% menos de dólares

En plena liquidación de la cosecha gruesa, las cerealeras vendieron divisas en abril por USD1.221 millones, ya que habían anticipado liquidaciones antes de la suba de retenciones, un 42% menos que en el mismo mes del año pasado. En soja y maíz la comercialización cayó 50%. Así se desprende del informe de Evolución del Mercado de Cambios (MULC) dado a conocer hoy por el Banco Central.

Exportación de soja.

La autoridad monetaria remarcó en el reporte que este descenso es la contracara de las exportaciones anticipadas en noviembre y diciembre pasado, cuando el sector se anticipó a una nueva suba de las retenciones y volcó divisas por USD 4.600 millones, equivalente a una suba interanual del 84%, completamente inusual.

“Los registros de ventas externas de todo 2019 estuvieron por encima de las exportaciones del año por unos USD 8.500 millones”, precisa el trabajo del BCRA. Esta cifra es un indicador de que las cerealeras se adelantaron para registrar las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior, a partir del cual se define el monto que deberán pagar por derechos de exportación, y así evitaron desembolsar millones de pesos en ese impuesto.

En ese sentido, en abril estas Declaraciones se hundieron un 73% interanual, recordó el Central.

El informe oficial precisó también que en abril se volvió a registrar déficit en la cuenta corriente, esta vez por USD155 millones, el primer rojo en lo que va del año. Los bienes generaron un superávit de apenas USD292 millones, los servicios un resultado negativo de USD85 millones y el ingreso primario, de USD372 millones.

“Con cosechas esperadas similares y con avances de cosecha mejores a la campaña anterior para la soja y levemente inferiores para el maíz, la comercialización interna de abril estuvo un 50% por debajo de lo realizado en el mismo mes de la campaña previa, tanto de soja como de maíz”, explicó el informe, en referencia al retroceso registrado en el resultado de la balanza comercial, que el año pasado había sido de USD1.945, es decir que se redujo en un 85%.

Respecto a la cuenta financiera, arrojó un déficit de apenas USD 74 millones, “básicamente originada en la disminución de depósitos privados con impacto en las cuentas de las entidades en el BCRA”, ya que a partir del cepo la formación de activos externos se redujo a USD 183 millones contra los USD 2.341 millones que se habían “fugado” un año atrás.

VIAbaenegocios.com
Compartir