“Lo peor aún no ha pasado”, afirmó el intendente de Resistencia, tras plantear al gobernador volver a Fase 1

Fue luego de participar de una reunión de jefes comunales del área metropolitana con el gobernador Jorge Capitanich, donde formalizó su planteo de retornar a la Fase 1 del aislamiento social preventivo y obligatorio por la situación del coronavirus. Dijo, además, que se necesitan medidas que no sean "light" porque se percibe que muchos resistencianos sienten que la cuarentena terminó. De todos modos, aclaró que “no vamos a generar tensión institucional”.

Gustavo Martínez determinó el uso obligatorio de barbijos.

“Hemos solicitado al gobernador la posibilidad de retornar a la fase inicial de cuarentena”, aseguró Martínez. En ese sentido, reiteró su preocupación por el aumento del número de casos de coronavirus en Resistencia y porque en 10 días “más de 50 mil personas” van a concurrir a percibir sus salarios. “Esto genera una complicación adicional, tenemos un riesgo de contagio muy elevado, ya casi 50 barrios de Resistencia con la circulación del virus”, recalcó.

El intendente de Resistencia advirtió que “más allá de la necesidad de actividad económica que existe, de la necesidad de trabajo que existe, cuando empiece a llegar a cada una de nuestras familias ahí vamos a llegar a tomar conciencia de la gravedad de la situación”.

Martínez consideró, además, que “tenemos un sistema sanitario para amortiguar determinado índice de casos, pero realmente creemos que se va a saturar en poco tiempo”.

“Nosotros estamos esperando el documento que el gobernador va a circularizar para poder analizar la decisión del gobierno. En esto soy absolutamente claro, no queremos generar una tensión institucional, siempre hemos adherido a todas las medidas que ha planteado el gobierno de la provincia en todo este proceso, pero hoy entendemos que hay que manifestar la opinión que tenemos como funcionarios del gobierno de la ciudad de Resistencia que tiene un alto índice de contagios y de mortalidad por esta enfermedad”, subrayó el intendente de Resistencia, en declaraciones a FM La Radio.

En ese sentido, señaló que aguarda que el Ejecutivo disponga medidas “taxativas” y “claras” para garantizar el cumplimiento de las restricciones de circulación, y advirtió que “si hacés algo light, la conducta social que advertimos por parte de muchos vecinos y vecinas de que ya sienten que la cuarentena terminó, y eso es lo más grave”.

“Lo peor aún no ha pasado”, insistió Martínez, y remarcó que “el sistema sanitario puede albergar e internar a algunas personas más pero lo más grave que nos puede pasar es que muchísima gente no tenga lugar para internarse, que muchos resistencianos terminen falleciendo en su propia casa por no tener lugar para internarse o unidades de terapia intensiva suficientes”.

“Nosotros estamos viviendo una situación especial, distinta a la del país y distinta a la de las demás provincias”, afirmó el intendente de Resistencia. De todos modos, aclaró que “no vamos a generar tensión institucional porque sería agravar la situación pero sí estamos a la espera de esta situación”.

Compartir