Chapo: “Recomponer salarios es un proceso gradual que va a llevar tiempo y no será de una sola vez”

El ministro de Gobierno y Trabajo de la provincia habló sobre diferentes temas de actualidad, y anunció una convocatoria amplia a todos los sectores para el miércoles próximo, para fijar una pauta salarial. Acusó a los movimientos sociales de “querer enrarecer el clima social en la provincia”.

Juan Manuel Chapo, ministro de Gobierno.

Chapo adelantó que, por parte del Ejecutivo, se hará una propuesta en base a los acuerdos que se hicieron con el sector docente, lo cual se trasladó a UPCP. El mayor gremio de la provincia manifestó que la oferta no es suficiente y, en ese sentido, desde el Ministerio de Gobierno y Trabajo se destacó que lo expuesto en las negociaciones está enmarcado en lo que el Gobierno tiene la certidumbre de poder cumplir.

La oferta hecha al gremio fue del 11 % de aumento desde el mes de marzo, en relación al acuerdo alcanzado con los docentes, y una revisión de forma trimestral para negociar nuevamente a principios de abril.

Explicó  el ministro que la buena voluntad del Estado, ”se refleja en que la propuesta salarial es todo al blanco y en muy corto plazo. Se está planteando el primer trimestre y el ofrecimiento de sentarse nuevamente a fines de marzo para establecer la pauta del segundo trimestre”. Por su parte el gremio UPCP solicita $5000 más al refrigerio y un esquema de aumento del 50% en el salario.

“No podemos comprometernos hoy a dar ese incremento del sueldo ni lo demandado al refrigerio, porque estamos hablando de sumas que no nos permiten bajo ningún punto de vista cumplir. Por eso la recomposición debe ser gradual. Nadie niega a los trabajadores la pérdida del poder adquisitivo del sector asalariado, pero recomponer salarios va a ser un proceso gradual que va a llevar tiempo y no será de una sola vez. Ese pedido es imposible para las finanzas provinciales”, dijo el ministro, Juan Manuel Chapo.

Como es de público conocimiento UPCP fue parte del masivo pase a planta que se dio sobre el final de la gestión anterior, ese proceso hoy está judicializado por otros sindicatos. Se cuestionan algunas situaciones, puntualmente 2282 personas que no acreditaron vínculo previo con el estado provincial.

“A veces se hace complejo cuando uno está en una mesa de negociación abarcar temas tan diversos y que no tienen que ver con el foco de la discusión, que es el salario. Cuando uno llama o convoca a discutir el salario, la mirada tiene que acotarse a ese ámbito. Cuando se ponen en la discusión otras cuestiones que nada tienen que ver con el salario, evidentemente lo hacen como una estrategia para terminar generar distracciones en la discusión principal”, indicó Juan Manuel Chapo.

Desde la provincia se plantea la voluntad de que efectivamente se convoque a la mesa técnica salarial el próximo miércoles 11 junto a la ministra de Economía y Planificación, Maia Woelfin. En ese espacio se ofrecerá lo que, de acuerdo al escenario financiero, se puede comprometer a cumplir en los próximos meses. Eso se hará siguiendo las pautas salariales fijadas por la Nación en el debate con los docentes.

“Es importante resaltar que hay un amplio sector docente que aceptó la propuesta de comenzar las clases en tiempo y forma, lo cual es un gesto muy importante ya que hace 12 años no pasaba. Pero por otro lado está la situación de negociación salarial que no arriba a un acuerdo y que en definitiva lo único que hace es perjudicar al trabajador. Ya estamos terminando la primera semana de marzo y los empleados no encuentran reflejado en su salario ninguna mejora producto de posturas irreductibles e inflexibles”, expresó el titular de la cartera de Gobierno.

“No cuestiono las estrategias sindicales, lo que planteo es que hubiese sido otro el panorama. Ya que si en el mes de febrero hubiesen aceptado el esquema que ofrecimos, de un aumento de $2000 más al refrigerio y sentarnos esta misma semana a debatir recomposición salarial, tendríamos otra realidad. Hoy nos encontramos con otra situación que no nos permite avanzar y cuya gravedad tiene que ver con que el trabajador no puede ver reflejado en su salario ninguna mejora”, añadió el funcionario.

 Manifestaciones sociales

En medio del diálogo con distintos referentes de movimientos sociales, Juan Manuel Chapo, dijo: “Me parece que todavía hay algunos que no comprenden la situación y que tienen alguna finalidad política, de lo cual no tengo ninguna duda y me hago cargo de lo que digo. Estas personas buscan de alguna forma enrarecer el clima social en la provincia”.

“Nosotros vamos a hacer el máximo esfuerzo para encauzar situaciones que claramente tienen que ver muchas veces con compromisos que se hicieron en gestiones anteriores, promesas incumplidas y deudas que hoy tenemos nosotros que afrontar”, añadió.

“En general son cuestiones de gestión, y hoy estamos tratando de ordenar decisiones que se tomaron antes de nuestra asunción. En lo personal no voy a permitir bajo ningún punto de vista la extorsión, la amenaza, ni nada que se le parezca. El diálogo va a ser siempre abierto en la medida en que entendamos que no se puede perjudicar a terceros y respetemos las reglas que están para cumplirse. Entonces no puede existir un esquema donde cada uno haga lo que le parece porque sino esto es una anarquía y en la anarquía no se puede vivir ni trabajar”, afirmó.

“Vamos a seguir buscando el diálogo y haremos todos los esfuerzos en la medida de las posibilidades financieras de la provincia, porque comprendemos que existe una situación social extremadamente difícil y grave, pero como dijo el gobernador, Jorge Capitanich, el esfuerzo que estamos haciendo es enorme. Si alguno piensa que puede tensar de más la cuerda se equivoca, porque acá no van a encontrar respuesta a la extorsión ni a la amenaza. Tampoco nos van a llevar a las atropelladas porque así no funciona esto. Diálogo con todos, lo más abierto posible pero tenemos que sostener reglas claras”, concluyó Juan Manuel Chapo.

 

Compartir