Investigan a Tenaris: una causa contra Paolo Rocca en Italia genera expectativa en la Justicia argentina

El empresario Paolo Rocca deberá afrontar un juicio que se tramita en Italia por una acusación de corrupción vinculada con la firma Tenaris en Brasil y, en caso de que se llegue a una sentencia, podría agitar fantasmas de causas en Argentina, como la vinculada con los "cuadernos" del chofer Centeno. Rocca fue procesado en su momento por el juez Bonadio pero luego de mostrarse junto al entonces presidente Macri, Cámara Federal dictó la falta de mérito.

Paolo Rocca.

En mayo de este año, en los tribunales de Milan, se podrá ver sentado en el “banquillo” de los acusados al poderoso Paolo Rocca.

Si bien desde Tenaris buscaron bajarle los decibeles al juicio, la movida es más compleja, porque es un caso de supuesta corrupción en Brasil, que se mira de reojo desde Argentina.

“Nos enteramos de que un juez del tribunal de Milán envió a juicio a Roberto Bonatti, Gianfelice Rocca, Paolo Rocca y a la compañía San Faustin”, dijo la empresa Tenaris mediante un comunicado.

Tenaris, perteneciente al Grupo Techint, de Paolo Roca, que controla esta empresa precisamente a través del Holding financiero San Faustin, es un proveedor líder de tuberías para la industria energética mundial.

De acuerdo a fuentes judiciales italianas, el caso de Milán se centra en presuntos sobornos pagados a un ejecutivo del grupo energético brasileño Petrobras para obtener contratos por valor de alrededor de 1.400 millones de euros, unos 1.520 millones de dólares.

Los fiscales Donata Costa e Isidoro Palma, dicen que un gerente de Techint presuntamente pagó alrededor de 6,6 millones de euros al ejecutivo de Petrobras durante el período de 2009 a 2014.

Consideraron también que Gianfelice Rocca (también presidente del grupo hospitalario Humanitas, ex presidente de Assolombarda y ex vicepresidente de Confindustria en ese momento), fue enviado a juicio hasta el 14 de mayo y su primo Roberto Bonatti como administradores y accionistas de San Faustin SA, es decir, de la sociedad de cartera del grupo Techint, también cobraron por la responsabilidad administrativa de la entidad según la Ley 231 de 2001.

San Faustin, que tuvo ingresos consolidados por 90.000 millones de dólares en el período 2009-2012, dijo que confiaba en que el tribunal demostraría que tanto el grupo como los miembros de su directorio habían actuado con “absoluta propiedad”.

Paolo Rocca fue procesado en su momento por el juez Claudio Bonadio pero luego de mostrarse junto al entonces presidente Mauricio Macri en Vaca Muerta, la Cámara Federal le dictó la falta de mérito, en un fallo polémico.

Si bien son causas diferentes, estar siendo juzgado en otro país por corrupción, le vuelve abrir un frente interno grande al CEO de Techint, inesperado por estos tiempos.

Además, en Europa con tribunales más expeditivos que los argentinos, una sentencia en contra sería, según remarcaron analistas, una complicación grande para una empresa gigante que en poco tiempo podría ver todo el capital ganado a lo largo de los años.

VIAiprofesional.com
Compartir