Científicos argentinos desarrollaron un test que detecta el virus del dengue en 10 minutos

Se trata de un dispositivo de bajo costo creado por investigadores del Conicet y la Universidad de San Martín que ya fue aprobado por la ANMAT. Una pyme desarrolló en tiempo récord las tiras reactivas.

Las tiras reactivas para detectar el dengue fueron desarrolladas en tiempo récord.

Investigadores del Conicet y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) desarrollaron un test de diagnóstico rápido del virus del dengue que en 10 minutos permite determinar si un caso es positivo, con un dispositivo de bajo costo que no requiere análisis complejos y que ya fue aprobado por la ANMAT.

Tras cinco años de investigación, un equipo interdisciplinario del Conicet y la UNSAM desarrolló una tira reactiva que a través de una gota de sangre o de suero puede determinar la presencia del virus, con una efectividad del 90 por ciento.

Diego Comerci, doctor en biotecnología de la UNSAM, afirmó en diálogo con Télam que tras el proceso de investigación “de desarrollo del principio activo, que terminó en agosto de 2019, y con la molécula producida, recurrimos a Chemtest, una pyme que en tiempo récord desarrolló las tiras reactivas”.

El lunes pasado, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó las tiras reactivas, por lo que ya se habilitó la producción de este novedoso método de detección del dengue.

Una de las principales ventajas de estas tiras es que son “portátiles, con resultados rápidos y tienen un costo de producción nacional”, consideró Comerci, quien remarcó que “es muy importante saber rápidamente dónde esta geolocalizado el caso para poder tomar medidas con el domicilio del paciente”.

“El dengue no se contagia de persona a persona, el vector de contagio es el mosquito, por eso es muy importante saber si un caso da positivo de dónde es, porque es muy probable que esa persona frecuente lugares donde haya más huevos”, argumentó el científico.

Comerci señaló que “el método articulado con programas de prevención adecuados ayudaría a controlar la propagación de la epidemia”.

“Hoy si aparece un caso clínico con cuadro febril compatible con dengue se toma una muestra y se lo envía a un laboratorio centralizado, allí se hacen las pruebas correspondientes que, dependiendo de la cantidad de casos, puede llegar a tardar días, y una vez obtenido los resultados, se envían al Ministerio (de Salud), pero no a la salita u hospital que son quienes tienen el domicilio del paciente”, detalló el experto.

La empresa que desarrolló las tiras reactivas es una pyme incubada en el campus de la UNSAM, donde el test será presentado el lunes próximo.

“Fue creada en 2014 dentro de un programa especial del entonces Ministerio de Ciencia y Tecnología para promover la creación de empresas nacionales de base tecnológicas para crear este tipo de productos”, explicó Comerci, quien se mostró orgulloso de integrar el equipo que desarrolló el test.

“Se puede trabajar en forma eficiente y productiva con especialistas de una universidad pública, del Conicet y con empresas nacionales para llevar una respuesta concreta, sin necesidad de importar productos a costos elevados”, concluyó el científico.

El dengue es una enfermedad infecciosa transmitida por mosquitos, principalmente por el Aedes aegypti, que causa síntomas gripales como fiebre alta, náuseas, tos, dolor muscular y articular, y en algunos casos erupción cutánea o sangrado de nariz y encías.

En Paraguay, 16 personas murieron como consecuencia de este virus en lo que va del año y hay otros 89 decesos que se están investigando, según el departamento de Vigilancia de la Salud de ese país.

El ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires confirmó 73 casos de dengue, dos de ellos autóctonos, es decir que no se trata de personas que hayan viajado a zonas con circulación del virus; en tanto la Ciudad de Buenos Aires reportó en lo que va del año 46 casos importados.

En la provincia de Chaco ya hay 14 casos de dengue confirmados y otros 35 que están siendo evaluados; mientras que en Entre Ríos se detectaron 20 importados y 4 autóctonos.

Para prevenir la propagación del virus, las distintas carteras provinciales y municipales llevan a cabo tareas de fumigación en zonas donde el mosquito puede reproducirse, además de campañas de concientización para que en los domicilios particulares se eviten tener potenciales lugares donde se puedan alojar las larvas del mosquito.

El equipo que desarrolló el test para el diagnóstico del dengue lo integraron Juan Ugalde, decano del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB) de la UNSAM y uno de los líderes de este desarrollo, junto con Diego Álvarez, Andrés Ciocchini y Comerci.

Compartir