La delicada situación de detenidos en Comisarías fue planteado por el Comité de Prevención de la Tortura

La problemática fue planteada durante una reunión de los integrantes del Comité con la subsecretaria de Salud Comunitaria dependiente de la cartera sanitaria provincial. Se acordó trabajar en mecanismos de derivación y herramientas de control y prevención, y para ello se va a generar un mapeo de Comisarías por Región Sanitaria para realizar un control integral.

El presidente del Comité de Prevención de la Tortura, Otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos y/o Degradantes (CPT) Silvio Del Balzo; el vicepresidente, Egidio García, y la miembro, Dafne Zamudio, mantuvieron una reunión con Carolina Centeno, subsecretaria de Salud Comunitaria, Entornos Saludables y No Violentos del Ministerio de Salud de la Provincia del Chaco.

También participaron integrantes de la Asesoría Legal del CPT, Selva Nazaruka y Esteban Pereyra; del Área de Asuntos Indígenas, Mónica Caballero, y del Área Comunicacional y Registro, Diana Della Bruna.

El presidente planteó que el Comité se ha reunido con diferentes instituciones con el objetivo de trabajar interdisciplinaria e interinstitucionalmente en la atención de personas en situación de vulnerabilidad en contexto de encierro.
La prioridad es atender la situación de las Comisarías que deben ser descomprimidas, porque el 50 % de la población privada de su libertad está en esos lugares de detención sin acceso a los beneficios de la Ley Nº 24.660.

En este sentido, la Dra. Centeno hizo referencia a la Resolución del ex ministro de Salud, Luis Zapico, donde se amplía el ámbito de actuación a Comisarías y que el Programa de Contexto de Encierro está para garantizar el derecho al acceso a la salud.

Asimismo, planteó que se debe trabajar en mecanismos de derivación y herramientas de control y prevención. Para ello se va a generar un mapeo de comisarías por Región Sanitaria para realizar un control integral.

Por último, se propuso trabajar en la integración del Sistema Informático de Salud, activar un protocolo de Salud Integral y la prioridad es que Sanidad Policial pase al sistema de salud. Estableciéndose que, “es necesario diseñar una política de institucionalización para que no dependa de voluntades individuales”.

Compartir