Afirman que becados no realizaban ninguna contraprestación a Sameep; cobrarán el próximo jueves

El presidente de Sameep, Pablo Sánchez, aclaró que los más de 4 mil becados que reclaman su continuidad no realizaban ninguna contraprestación laboral a la empresa y que hacían “trabajo territorial con algunos grupos políticos”. "No somos Desarrollo Social, es una desvirtuación de la función de la empresa", afirmó. Confirmó que el jueves se les pagarán las becas y que a partir de febrero se los incluirá en otros programas.

Pablo Alberto Sánchez, presidente de Sameep

“Nunca fuimos ni seremos Desarrollo Social, no sabemos por qué existen estas becas dentro de lo que sería Sameep, es una desvirtuación de la función de esta empresa”, aseguró este lunes el presidente del directorio de la empresa estatal de agua potable. Así, salió al cruce de una nueva protesta de becados frente a la sede de la empresa luego de que -este domingo -el propio gobernador Jorge Capitanich se comprometiera a abonar la totalidad de las becas adeudadas el próximo jueves.

En declaraciones a FM La Radio, Sánchez aseguró que se trata de más de 4 mil personas que “nunca tuvo una relación laboral con la empresa Sameep, son becas que no sabemos cuál es la función que cumplían”. El funcionario provincial aclaró que no cuestionaba a los becados que, según reconoció, “en algunos casos cobran una miseria”. Sin embargo, insistió en que “no hay una relación contractual o una contraprestación con la empresa Sameep”, y deslizó que “tienen trabajo territorial hecho con algunos grupos políticos pero nunca tuvieron una relación laboral con Sameep”.

Sobre la situación de los becados, el presidente de Sameep confirmó que “se va a ir trabajando, caso por caso, con todas estas personas que están en este programa de becas”. De todos modos, aclaró que ninguno quedará sin cobrar un beneficio a excepción de aquellos que tengan tres o cuatro becas “como en algunos casos” pero a partir de febrero estarán incluidos en el programa de Renta Mínima Progresiva de Base Universal que impulsa el gobernador Capitanich.

Compartir