Capitanich juró como gobernador: “Cada iniciativa será parte de un debate público y no de una imposición”

Jorge Capitanich juró este lunes por la mañana en la Legislatura provincial como gobernador del Chaco, para el período 2019 – 2023. Anticipó que su plan buscará hacer foco en la producción, la generación de empleo, la equidad social y los servicios públicos de calidad. “Buscaremos consensos para la ejecución de políticas públicas perdurables en el tiempo”, sostuvo. Será su tercer mandato al frente del Ejecutivo Provincial.

Pasadas las 10.30, en el recinto de sesiones de la Legislatura provincial, Jorge Captanich y Analía Rach Quiroga asumieron como gobernador y vice del Chaco por el período 2019 -2023. Ambas juras son históricas: Capitanich comienza su tercer mandato y Rach Quiroga se transformó hoy en la primera vicegobernadora de la provincia.

La presidenta saliente del Poder Legislativo, Elida Cuesta, fue quien les tomó juramento a ambos y luego le entregó el bastón de mando al gobernador electo. El bastón fue realizado por el orfebre Gonzalo Suárez López con la misma madera con la que el célebre Juan Carlos Pallarols confeccionó el bastón de mando presidencial que recibirá el martes Alberto Fernández.

Tras su jura, Capitanich se dirigió a los diputados presentes en un discurso de unos 50 minutos donde resumió lo que será su plan de gestión para los próximos cuatro años.

“Quiero transmitirle al pueblo del Chaco mi agradecimiento por darme esta oportunidad. Decirles a todos ustedes que estaré a disposición de todos, para trabajar con todos y entre todos. Invocando a Dios, fuente de toda razón y justicia”, sostuvo Capitanich en un tramo de su discurso.

Si bien históricamente los actos de jura de los gobernadores chaqueños se hicieron el 10 de diciembre, el adelantamiento se debe a que el primer mandatario participará de la jura de Fernández, como presidente, este martes, en el Congreso de la Nación.

“En cada una de sus bancas obra un plan que se llama Chaco 2030”, les dijo Capitanich a los legisladores. “Pero lo que quería hacer es una exposición oral más breve con los objetivos que pretendemos implementar durante nuestro mandato constitucional”, sostuvo.

Ejes

Este tercer mandato de Capitanich tendrá como ejes de su programa de gobierno la producción y el empleo, la equidad social y una gestión pública de calidad.

“Ponemos a consideración de nuestros diputados y diputadas el Plan de Gobierno Chaco 2030, para que sea fruto de un consenso político, económico y social”, destacó el flamante gobernador.

Dicho plan contiene tres ejes estratégicos, 25 acuerdos sectoriales, un pacto con 10 compromisos y 53 iniciativas legislativas, de las cuales, consideró urgentes cinco: Ley de Ministerios, convocatoria al Congreso Pedagógico, reformulación de la Ley de Presupuesto, reforma del Código Tributario y ley de Emergencia Económica, Financiera, Social, Sanitaria y Alimentaria.

Reformas

El mandatario anunció que propondrá tres reformas estructurales: reforma constitucional, agenda digital y descentralización de la prestación de servicios públicos en los municipios.

“Vamos a enviar a la Legislatura la necesidad de la Reforma Constitucional”, dijo, ejemplificando puntos esenciales como el límite de mandatos en todos los poderes del Estado, la reforma electoral, cláusulas de ética y transparencia, y la descentralización de las competencias del Gobierno en los municipios, entre otros.

“Si somos capaces de ponernos de acuerdo en estos temas, vamos a lograr una provincia armónica, equilibrada, con calidad democrática e institucional y con una federalización de las políticas públicas”, aseguró.

Pactos

El Plan de Gobierno Chaco 2030 prevé un gran acuerdo para promover el crecimiento económico y la inclusión social a través de una serie de 10 compromisos que representan consensos en el marco del Consejo Económico y Social.

“Las metas de nuestro programa de gobierno son ambiciosas porque pretenden alcanzar 2 millones de hectáreas sembradas con 5 millones de toneladas de producción, 6 millones de cabezas de ganado, un aumento del 20% en la producción de carnes, 50.000 empleos privados formales de calidad y 1.500 millones de dólares de exportaciones”, anunció Capitanich.

El gobernador electo detalló que en su plataforma de gobierno se preparan “20 proyectos de inversión para generar 2.500 empleos industriales en forma directa que requieren 300 millones de dólares, entre los cuales se destacan textiles, granjas, frigoríficos de exportación, planta de bioetanol, fábrica de fideos secos, planta de jugos de pomelo, fábricas de ladrillos industriales y otros emprendimientos”.

En su programa de gobierno, propone apoyar el desarrollo de complejos industriales sustentados en el agregado de valor de la producción primaria para los complejos cerealero, oleaginoso, algodonero -para el cual pidió “transparencia en la fijación de precios”- cárnico diversificado, foresto-industrial, pacú arrocero, apícola, hortícola y frutícola, y las cadenas productivas emergentes.

Acuerdos

Los acuerdos sectoriales que prevé el Plan de Gobierno se basan en la las áreas de: construcción, industria, comercio, medianos productores, agricultura familiar, economía popular, cadena foresto – industrial, agua y ambiente, descentralización y fortalecimiento de las capacidades de los municipio.

También contemplan el empleo público, salud, discapacidad, adultos mayores, políticas públicas con perspectiva de género, juventud, comunidades originarias, educación, cultura, turismo, deporte y entretenimiento, protección social, seguridad ciudadana, justicia, derechos humanos y prevención de la tortura, agenda digital para la transformación productiva con equidad, y reforma constitucional.

Prioritarias

Este tercer mandato tendrá como base además diez prioridades: seguridad alimentaria, ya que “garantizar que no haya ningún chico con hambre debe ser nuestra principal prioridad”, señaló Capitanich; renta mínima progresiva universal; incrementar a 20 las cadenas productivas de las 5 actuales; regularización dominial; construcción, ampliación y refacción de viviendas; pacto social, económico, político y cultural; abordaje de los consumos problemáticos; erradicación de todo tipo de violencia; asistencia a personas en situación de calle; abordaje de la situación de personas privadas de su libertad.

“Con la ley de Economía del Conocimiento queremos llegar a 20.000 empleos para el año 2030 y, mediante acuerdos con las firmas de centros de contacto, podremos generar 4.000 empleos adicionales en el sector en los próximos 48 meses, ubicando a la provincia entre las tres principales generadoras de empleo en la industria de los centros de contacto”, señaló Capitanich.

Asimismo agregó que “con estos acuerdos e incentivos se propone alcanzar 7.000 empleos en 2020 y 15.000 en 2021 con valor agregado industrial y comercial, sin contar el fuerte respaldo a la industria de la construcción”.

En materia de metas, expresó: “aspiramos a llegar a 15.000 empleos en la industria de la construcción en los próximos 18 meses, lo cual permitirá lograr un fuerte crecimiento del PBI en forma inmediata reactivando el consumo y la producción en la cadena de valor”.

Tenemos 20 proyectos de inversión por 300 millones de dólares para generar 2.500 empleos productivos en cadenas de valor integradas, con la participación de empresas calificadas de primera línea nacional e internacional.

Iniciativas

El Plan de Gobierno Chaco 2030 incluye un paquete de 53 iniciativas legislativas, de las cuales, Capitanich consideró urgentes cinco: Ley de Ministerios, convocatoria al Congreso Pedagógico, reformulación de la Ley de Presupuesto, reforma del Código Tributario y ley de Emergencia Económica, Financiera, Social, Sanitaria y Alimentaria.

“Necesitamos organizar un modelo de carácter fiscal que nos ayude a depender menos de la Nación y aumentar nuestra autonomía provincial y de los municipios”, aseguró el mandatario.

La reforma tributaria que impulsará busca incorporar la ampliación de la base imponible, el combate a la evasión fiscal y la mejor valuación de los bienes muebles e inmuebles, sujetos a imposición fiscal. “La contrapartida debe ser máxima eficiencia y productividad del gasto público, más inversiones productivas que generen empleos privados y metas ambiciosas de calidad en los servicios públicos”, señaló.

Políticas

El plan de obras prioritarias se divide en dos etapas, asociadas a la terminación de las iniciadas y a nuevos proyectos:

Una primera etapa con 19 puntos que abarcan la terminación de los acueductos Río Teuco y segundo acueducto del interior, además de la autovía urbana de la RN 11, plan de obras para 7.000 viviendas, puerto Las Palmas y Barranqueras, nueva sede del Juzgado Federal, 1.000 cuadras de pavimento urbano, accesos a localidades del interior, 50.000 luminarias led, infraestructura eléctrica, fibra óptica, conexiones domiciliarias de agua potable y cloacas, redes de gas natural, entre otras.

Y una segunda etapa que incluye obras como el segundo puente interprovincial Chaco – Corrientes. En ese momento aseguró: “voy a trabajar con el gobernador de Corrientes Gustavo Valdés para obtener el financiamiento”.

Además se refirió a obras para la conexión energética como Rincón Santa María – Puerto Bastiani y Puerto Bastiani – Puerto Vilelas, segundo puente interprovincial Chaco – Corrientes, puente internacional Ñaembucú – Bermejo, autovía de la RN 16, pavimentación de 250 kilómetros de rutas en El Impenetrable.

“Hoy, en el año 2019, hacer lo que nos falta implica lograr inversiones en infraestructura equivalente a 2.500 millones de dólares”, puntualizó el primer mandatario.

Capitanich insistió con “una importante atención e inversión en formación docente permanente, gratuita, de calidad y en servicio, para cumplir la meta de poner a la provincia entre las primeras ocho en calidad educativa en el año 2030”.

“Queremos ejecutar la construcción de los edificios para 9 jardines de infantes, 14 escuelas primarias, 5 escuelas especiales, 6 escuelas secundarias y 8 escuelas técnicas. La ejecución de obras de infraestructura escolar alcanza a casi 600 obras en los últimos 12 años”, anunció.

Otro de los objetivos será “lograr un amplio consenso en el Congreso Pedagógico, para garantizar 180 días de clases en los cuatro años de gestión”.

“Salud para todos y todas implica incorporar más tecnología, desde la historia clínica centralizada hasta el seguimiento electrónico de consulta, pasando por todas las modalidades de control y monitoreo de tratamiento con telemedicina
como factor primordial de progreso en atención, prevención y calidad junto a nuevas inversiones en infraestructura”, definió Capitanich.

En materia de obras, Capitanich se comprometió con la construcción del nuevo Hospital de San Martín, la terminación del Hospital de Vedia, la construcción de un Hospital Materno-Infantil en Sáenz Peña sobre la base del viejo Hospital 4 de junio, nuevas inversiones en Charata y Las Breñas, con nueva infraestructura en Gancedo y El Espinillo, una especial intervención en Villa Río Bermejito.

El anuncio incluyó la conformación de un espacio sanitario integrado dentro del predio de 16 hectáreas que conforman el hospital Perrando y el Pediátrico concentrando allí el Ministerio de Salud, con inversiones por 20 millones de dólares para una reforma integral de la infraestructura y equipamiento del hospital.

“Es necesario establecer un punto de partida respecto al estado de situación que nos toca afrontar”, señaló Capitanich y consideró que “la política económica nacional afectó severamente a la provincia del Chaco”, resultando en una crisis fiscal y financiera que resumió en algunos indicadores.

Según informó, la deuda pública que en 2015 era de 6.054 millones de pesos, hoy alcanza a 40.000 millones, y con la inclusión de la deuda flotante llega a 45.000 millones. La deuda pública en 2015 equivalía a 19,8 % del presupuesto público, hoy supera el 35 %, del mismo modo era equivalente al 7,6 % del PBG y hoy lo duplica.

Explicó además que el Producto Bruto Geográfico (PBG) cayó en el período 2015-2019 un 13 %, el déficit fiscal y financiero alcanza a 18.000 millones de pesos en forma acumulativa, proyectando el del presente ejercicio; y la deuda creció 7 veces en el mismo período.

“Necesitamos como punto central de acción de gobierno ratificar el compromiso con el equilibrio fiscal, cumpliendo nuestras obligaciones salariales y la prestación de servicios”, manifestó.

La reactivación de la industria de la construcción es uno de los principales compromisos de gestión, para lo cual explicó cómo será el financiamiento inicial: “1.200 millones de pesos de recursos con afectación específica del FONAVI, más el recupero de las cuentas por cobrar por viviendas adjudicadas por 1.000 millones de pesos y un financiamiento de 2.000 millones del Nuevo Banco del Chaco para destinarlo a la construcción de viviendas, ampliaciones y/o refacciones”.
“Planteamos poner en marcha 5.000 viviendas por año con la cooperación del Estado nacional y el diseño de la ingeniería financiera establecida”, dijo.

Además se trazó como ideal “aplicar el concepto básico de solidaridad para que quienes han tenido acceso a la vivienda digna sean capaces de pagar la cuota de la vivienda en tiempo y forma con sacrificio y en base a su esfuerzo, para lograr la regularización de 36.000 títulos de propiedad y el recupero de cuotas por un monto de 1.000 millones de pesos por año”.

En materia de política internacional y participación chaqueña, Capitanich señaló como “indispensable” la recuperación de la Comisión Regional de Comercio Exterior (CRECENEA Litoral) expresó su voluntad de fortalecer vínculos con el Consejo de Desenvolvimiento del Sul (CODESUL), sumar participación activa en ZICOSUR y promover “un modelo de vinculación con los países del Mercosur” a la vez que “recuperar UNASUR como herramienta de integración de nuestros pueblos hermanos de Latinoamérica”.

“Por la grandeza de la patria y la felicidad de nuestro pueblo, para que reine en él el amor y la igualdad, sí juro”, ratificó Analía Rach Quiroga.

En ese marco, anunció que postulará a Chaco como anfitriona en la cumbre del Mercosur para el próximo traspaso de autoridades “cuando tal acontecimiento se produzca en nuestro país”.
En materia de seguridad, Capitanich manifestó la necesidad de “vincular una estrategia preventiva con la justicia para penalizar severamente los delitos de cualquier tipo y naturaleza, pero contemplando un abordaje integral”.

En el área de justicia, manifestó su compromiso en “corregir gradualmente asimetrías salariales, promover la periodicidad de concursos de antecedentes y oposición en la designación de magistrados y funcionarios judiciales, organizar la policía judicial, garantizar la escuela judicial y la carrera judicial, recategorizar los juzgados de paz, entre otras demandas esenciales del sistema”.

Además, anunció la creación de un Instituto de Estadísticas y Censos e Información Geográfica de alta calidad y transparencia, que “nos posibilitará medir de un modo objetivo, sistemático y correcto una serie de variables fundamentales para la toma de decisiones”.

“Resulta imprescindible medir el PBG, las NBI, la pobreza, el empleo, el coeficiente de GINI, la tasa de inflación, así como también de disponer de información climática e hidrológicas adecuadas y obtener datos confiables sobre la evolución de enfermedades, la estructura de ingresos de la sociedad y
las tendencias de los indicadores sociales, económicos y ambientales”, aseguró Capitanich.

Acompañamientos

El acto fue acompañado por el nuevo gabinete compuesto por el ministro de Gobierno y Trabajo Juan Manuel Chapo; ministra de Justicia y Seguridad Gloria Zalazar; ministra de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología Daniela Torrente; ministro de Infraestructura y Servicios Públicos Manuel Carreras; ministra de Desarrollo Social María Pía Chiacchio Cavana, ministro de Industria, Producción y Empleo Sebastián Lifton, ministra de Salud Pública Paola Benítez, ministra de Economía y Planificación Maia Woelflin, junto a más de 50 intendentes y autoridades legislativas, eclesiásticas y universitarias.

 

Compartir