Libres del Sur: “No queremos que la Economía Popular sea una contenedora de pobres”

Carlos Martínez, presidente del movimiento chaqueño, valoró en CIUDAD TV la presencia en el Primer Encuentro de Economía Popular, que tuvo lugar en la Facultad de Medicina de la UBA, con la presencia de 300 delegados de 20 provincias. “Enfrentar el hambre es el problema más urgente”, señaló; estimando que “hay que ver cómo pasamos del asistencialismo al trabajo”.

Carlos Martínez en "Agenda Circular".

Martínez sostuvo que “recuperamos nuestra individualidad ideológica partidaria y habrá una Mesa Nacional en febrero o marzo, que tiene la facultad de fijar la línea política. Con algún tiempo, creo que corto, se marcará algún nivel de estrategia y en algunas de las medidas, que va a anunciar Alberto Fernández, nosotros estamos de acuerdo”.

Destacó que el Primer Encuentro de Economía Popular “estuvo muy bien, con mucho volumen de representación en la apertura del panel. Estaba una de las personas más capaces después de Daniel Arroyo, y otros referentes, como el Padre Carlos Acaputto, una de las espadas sociales del Papa Francisco en Argentina. Me sorprendió la sencillez y la forma de transmitir conceptos, como también lo de Arroyo y pudimos intercambiar ideas cara a cara. Es una persona muy comprometida con la gente”.

Destacó también a “nuestra compañera Silvia Saravia, docente con una preparación e historia en la fundación del movimiento Barrios de Pie”. Estimando que “lo fundamental son los ejes con los que salimos de ahí, y la gente; es la primera vez en muchos años que nos estamos revolucionando como organización, con algo que sale del lugar donde estamos. Y las propias reflexiones de los panelistas, la construcción de viviendas sociales, la prestación de servicios, los emprendimientos textiles, y las diferencias con algunas experiencias de unos 15 años atrás”.

“Fue un ida y vuelta de experiencias y con algún nivel de aporte de logros de la Nación cuando Arroyo fue funcionario”, aseveró Carlos Martínez. Sosteniendo que la idea es que “la Economía Popular no sea una contenedora de pobres y tenga su propia dinámica de crecimiento y sea parte en algún momento de la economía formal. Hubo mucho crecimiento, mucha participación y la clave está en este sector y la forma en que el estado dinamiza y controla”.

Insistió en destacar en que “enfrentar el hambre es el problema más urgente, y se necesita orientar el crecimiento del trabajo. Hay más convencimiento del desarrollo tecnológico y otro sector de la economía llamado a llenar ese vacío, pero hay que ver como pasamos del asistencialismo al trabajo y al mismo tiempo solucionar los problemas del Estado y el sector privado”.

Nuevas experiencias

El dirigente de Libres del Sur mencionó luego lo relacionado con la producción de verduras y otros elementos necesarios en la mesa familiar, y dijo que “hay que aprovechar las experiencias que se vienen haciendo en algunos lados. Nosotros tenemos una cooperativa de trabajo agrícola en las afueras de General San Martín, donde tenemos apoyo del INTA y otros organismos; es un grupo de 16 personas que ha logrado llevar la producción a las ferias y hay apoyo del municipio también”.

“Estas experiencias hay que replicarlas a lo largo y ancho del Area Metropolitana y lo mismo la construcción, pero no hay forma descentralizada del Estado de abordar la reparación de las escuelas que están deterioradas, por ejemplo. Lo mismo para instalaciones sanitarias, Centros de Salud, Hospitales, centros deportivos, etc.”, acotó Carlos Martínez.

“La experiencia de Jujuy, con  créditos de $30.000 para que hagan baños con control y articulación de las cooperativas, no acerca a un inmenso contingente de sectores sociales podrá hacer su experiencia laboral. Eso va a posibilitar la salida de la pobreza, que seguramente no será inmediata, aunque bajar un 10% en 4 años sería un logro muy importante”, estimó.

Considerando que “estamos en una situación de catástrofe social, ni siquiera es de emergencia. Ver lo que ocurrió en Barranqueras me dio ganas de llorar, es gente que superó la vergüenza de mandar a los chicos a los comedores y fueron ellos también. Hay que empujar todos del mismo carro y está en juego la supervivencia de nuestro proyecto como sociedad”.

Vuelve al encuentro de Economía Popular realizado en Buenos Aires, sosteniendo que “lo que se vivió el sábado fue estar participando en algo para el resurgimiento de la sociedad”; y sobre el diálogo con el gobernador electo de la provincia, opinó que “hay que animarse a concertar por temas prioritarios, como el hambre, el trabajo, la salud; por eso le pedí a Capitanich que llame a la concertación por temas”.

En el final, Carlos Martínez formuló una reflexión sobre la actualidad. “Este es uno de los peores momentos que estamos viviendo en la Argentina y no recuerdo otro peor, con la gente sin la posibilidad de alimentarse como corresponde. Necesitamos darle la mano al que la está pasando peor”. Concluyó confesando que “soy optimista con lo que estamos viendo, me gusta la gente con la que me estoy encontrando ahora. Los años y mi organización me han ayudado a entender y enfrentar mejor las cosas”.

Compartir