Balance de gestión de la Subsecretaría de Cultura del Municipio de Resistencia

Desde el inicio de la gestión, la Subsecretaría de Cultura e Identidad Local tuvo como política pública transversal a los diferentes programas, la ocupación activa del espacio público como una herramienta igualadora permitiendo garantizar el derecho a la ciudad y a la cultura.

Con la mirada puesta en una democratización efectiva, se buscó garantizar no solo el acceso al consumo de bienes culturales sino también a la producción de los mismos desde los diversos sectores que hacen de Resistencia una ciudad multicultural, plurilingüe y plurirreligiosa. La convicción de que la ocupación activa del espacio público se convirtió en la herramienta precisa para el cuidado, entre todos, de nuestra ciudad, fue materializada día a día, agenda tras agenda.

A través de los diversos programas llevados adelante, Cultura Resistencia buscó garantizar el acceso a los diferentes lenguajes artísticos, colocando en el centro, el rol del paisaje urbano como protagonista para la acción y desarrollo de la corresponsabilidad cultural, así como favorecer la interacción entre artistas y vecinos, dejando de lado los límites entre unos y otros. Asimismo, se trazó como un objetivo fundamental el acompañamiento a las iniciativas de las comisiones vecinales y centros comunitarios municipales en la producción co-participativa de talleres, jornadas y festivales que permitieron un acceso pleno a la gestación de nuevos contenidos culturales desde todos los barrios de la ciudad.

Con la participación de más de 3000 artistas locales y nacionales, en más de 500 intervenciones urbanas, Festivales, y ciclos, la Subsecretaría de Cultura buscó posicionar a Resistencia como Capital Cultural, llevando adelante políticas públicas que permitieron visibilizar, divulgar, fortalecer y profundizar el concepto de identidad local, como así también garantizar la democratización de los contenidos culturales a través del fortalecimiento de las industrias culturales y sus diversos actores; artistas, hacedores culturales, espacios y promotores culturales de nuestra ciudad, articulando también con instituciones y organismos del sector público y privado.

Descentralización de las propuestas culturales

Vecinos y vecinas de nuestra ciudad participaron de los talleres de “La Cultura es tu Derecho”. Este programa fue el vehículo para alcanzar una efectiva descentralización de las propuestas culturales y la promoción de los diferentes lenguajes artísticos. A través de las actividades llevadas adelante por el equipo de talleristas de la Escuela Municipal de Artes, la Dirección de Cultura, y la Biblioteca Popular Municipal “Hipólito Irigoyen”, se buscó la democratización de los contenidos culturales ciertas veces realizado en el centro de la ciudad, reconfigurando a los Centros Comunitarios Municipales (CCM) como espacios de contención mediante la participación de niños, jóvenes y adultos en talleres y capacitaciones gratuitas, con el horizonte puesto en garantizar una plena accesibilidad a los diferentes lenguajes artísticos.

Estos talleres tuvieron lugar en diversos Centros Comunitarios y Fundaciones de la ciudad de Resistencia, además de su edificio propio en el Box Nº2 del Paseo Costanero. Los lenguajes artísticos abordados fueron Ritmos, Tango, Música, Expresión Corporal, Pilates, Dibujo, Pintura, Artesanías y Decoración de eventos y se llevaron adelante en 12 Centros Comunitarios y Fundaciones.

Cada una de las agendas llevadas adelante durante todo el año, tuvieron su edición en distintos barrios de la ciudad, en plazas, plazoletas, instituciones escolares y espacios verdes, promoviendo la descentralización y garantizando el acceso a las propuestas culturales a todos los vecinos y vecinas de nuestra ciudad.

A través de este programa se llevaron adelante más de 60 talleres de los cuales participaron más de 2000 vecinos y vecinas por año. Además, se intervinieron espacios públicos de toda la ciudad a través de intervenciones vinculadas a las diferentes expresiones artísticas.

Resistencia Multicultural, Diversa y Creativa

A través de los programas Resistencia Ciudad Creativa y Celebraciones Populares con Historia, se trabajó en el posicionamiento de Resistencia como Capital Cultural, llevando adelante políticas públicas que permitieron visibilizar, divulgar, fortalecer y profundizar el concepto de identidad local.

Eventos como la celebración del aniversario de nuestra ciudad, asumida como eje fundamental de la política pública de visibilización y fortalecimiento de nuestras culturas y de la Identidad, producto del encuentro de ellas, se convirtió en uno de los eventos más representativos de cada año.

En ese sentido, y a través de un trabajo de lectura crítica de la historia de nuestra ciudad, el Municipio llevó adelante, durante los 3 años de gestión, el festejo del aniversario durante una semana, del 27 de enero al 2 de febrero de cada año, entendiendo que la semana de celebraciones representa una oportunidad para generar un atractivo turístico cultural capaz de ser posicionado a nivel regional y nacional. Estas agendas fueron diseñadas a través de una Comisión Organizadora integrada por representantes de más de 20 sectores del ámbito público y privado, democratizando el diseño de la celebración y resignificando nuestra historia desde una mirada democrática e inclusiva. El posicionamiento de este evento contribuyó al desarrollo económico de la ciudad fortaleciendo al sector privado local.

Eventos de características similares como la Bienal de Esculturas o las Ferias del Libro como así también los más de 30 festivales en los que confluyeron más de 350 artistas locales y regionales, posicionaron a Resistencia como Nodo Cultural del Nordeste, articulando y poniendo en funcionamiento todo el ecosistema creativo local y sus diversos actores: artistas, hacedores culturales, espacios y promotores culturales de nuestra ciudad.

La Lectura como un derecho

Desde el inicio de la gestión, el Municipio de Resistencia se asumió como garante indelegable del cumplimiento del Derecho a la Lectura. Estas acciones se llevaron a cabo desde una visión integral que contribuyera a la defensa y el resguardo de nuestra identidad mediante la construcción de un sujeto colectivo que exprese a la variedad de actores literario-culturales e instituciones de la ciudad.

En este sentido, la Subsecretaria de Cultura decidió experimentar con la lectura en voz alta, modo que fue pensado para varios formatos que permitieron en estos años que trabajadores municipales, vecinos y vecinas pongan el cuerpo y la voz al servicio de la lectura, visibilizando la importancia del acceso a la lectura y fortaleciendo a los autores locales.

A través de la organización de las diferentes Ferias del Libro y el apoyo a los diversos colectivos de lectura, como así también la participación en Festivales como Mulita y el Foro Internacional por el Fomento del Libro y la Lectura, Cultura Resistencia construyó una visión integral en la que la lectura es tanto una razón de estado, como una responsabilidad social. Una síntesis de esto fue la última Feria del Libro, a través de su lema “Leer es tu derecho”.

Con el fin de promocionar la literatura chaqueña, se realizó la publicación del primer libro de edición Municipal, en dos ediciones. “La vuelta a Resistencia en 80 Lecturas colectivas” incluyó cuentos y relatos de autores chaqueños en su primera edición, a los que se sumaron poemas y microcuentos en su segunda edición.

Ambas ediciones fueron de distribución gratuita y editadas por Editorial Contexto, de carácter local, promoviendo también la industria editorial local.

Revalorización del patrimonio tangible e intangible

La puesta en valor del patrimonio, como política estatal, incide en la forma en que cada vecino y vecina de la ciudad se apropia de los mismos y les otorga un valor simbólico que se incrementa con el paso del tiempo y que fortalece la concepción de Resistencia como ciudad museo.

Resistencia tiene un patrimonio identitario que se ve reflejado en conjuntos escultóricos y muralísticos emplazados en la ciudad. Durante toda la gestión, el Municipio trabajó intensamente en la restauración y puesta en valor de los mismos para que la ciudad pueda desarrollarse en todo su potencial, convirtiéndose en una referencia cultural para toda la región.

En este sentido, se restauraron los Murales Monsegur y La Loba, como también el recorrido urbano de la ciudad (Experiencia Resistencia), desde lo simbólico: se trabajó el patrimonio intangible proveniente de las historias orales, relatos históricos y documentos escritos.

El Municipio asumió la gestión cultural en el espacio público a partir del concepto de las `3-erres`: re-significar el patrimonio material, como son las esculturas, interpelando y repensando su significado y simbología urbana; recuperando el patrimonio inmaterial; y re-funcionalizando el espacio público para incluir infraestructura disponible para el desarrollo de la gestión cultural.

El Municipio trabajó en la revalorización del patrimonio histórico y cultural como una de sus principales políticas de gestión, incrementando entre la ciudadanía el sentimiento de apropiación sobre estos bienes culturales identitarios como así también de aquellos espacios territoriales y conocimientos que estén cargados de un fuerte simbolismo y valor histórico, como es el caso de la visibilización de nuestros pueblos originarios a través de la puesta en valor del Paseo Costanero y del Parque Intercultural 2 de Febrero, y declarando las lagunas y ríos como sitios sagrados.

Durante los cuatro años de gestión se trabajó en la recuperación del patrimonio tangible e intangible de la ciudad dado que la identidad cultural de Resistencia es el resultado del encuentro de múltiples culturas que dialogan cotidianamente a través de ellos.

En este marco, otro de los ejes transversales de la gestión fue la recuperación de la memoria colectiva, a través de programas que pusieron en acción intervenciones en el espacio público e itinerarios que fortalecen nuestra identidad a partir de la visibilización de nuestros pueblos indígenas, la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos y los principios de Memoria, Verdad y Justicia; preceptos que forman y confluyen en la intervención del espacio público y su memoria urbana.

Este es un breve repaso de estos 4 años de una gestión que apuntó a recuperar la memoria colectiva y urbana, garantizando el derecho a la cultura a través de la democratización y descentralización de las diferentes intervenciones, poniendo en valor el patrimonio cultural municipal y fortaleciendo las industrias culturales locales que hacen de Resistencia una ciudad multicultural, diversa y creativa, como así también Nodo Cultural y Turístico del Nordeste.

Compartir