La mamá de Maira Benítez no retirará los restos que serían de su hija y pide que sean cotejados en otro laboratorio

Así lo confirmó Antonia Moran a CIUDAD TV. Dijo que aún le generan dudas que los restos encontrados en agosto de este año, en la zona rural de Villa Ángela, sean de su hija. Confirmó que Pablo Vianello no será más su abogado.

Antonia Morán. madre de Maira Benítez.

Antonia Moran no retirará los restos que serían de su hija Maira Benítez. Así lo confirmó esta mañana en declaraciones a CIUDAD TV. Aseguró que quiere realizar otros estudios a los huesos hallados porque considera que, al contrario de lo establecido por los peritos de la justicia provincial, sí se puede extraer ADN que revele con certeza si son de su hija o no.

“No van ser retirados como lo habían decidido desde la Justicia porque yo decidí que sean llevados  a otro lugar para hacer nuevas pericias porque a mí me quedaron dudas”, dijo Moran. “Tengo dudas porque para mí es imposible que el patólogo no pueda cotejar nada del ADN debido al estado del cuerpo”, añadió.

“Yo tengo la versión de otros profesionales que me dicen que no es así. Es por eso que tomé la decisión de que los restos sean llevados a otro lugar”, indicó. “Yo quiero saber todo, aunque duela. Ya pasó lo peor y ahora, si es que la mataron, quiero saber como murió, todo”, remarcó.

Por otra parte, confirmó que Pablo Vianello dejará de ser su abogado. En este sentido, Moran explicó que esta decisión la tomó debido a que en esta etapa, el letrado no está en condiciones de acompañarla 100 por ciento debido principalmente a las distancias (ella vive en Villa Ángela y Vianello es de Resistencia). De todos modos, agradeció al abogado por el trabajo realizado.

Finalmente, Moran reiteró que buscará que aquellas personas que fueron absueltas o directamente no llegaron al juicio que se llevó a cabo por el asesinato de su hija sean condenadas.

Los restos que presumiblemente serían de Maira Benítez aparecieron 2 años y ocho meses después, cuando un peón rural los halló en la zona de Colonia Juan José Paso, cerca de un camino rural que une a las ciudades de Villa Ángela con San Bernardo.

Días posteriores, un odontólogo forense determinó que el cráneo contaba con piezas dentales, lo que permitió determinar que se trataba de Maira. Los huesos que se levantaron de la escena fueron sometidos a diez intentos de procesos de extracción de material genético, pero los peritos del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (imcif) no pudieron recuperar el ADN, por lo cual la justicia determinó que teniendo en cuenta que la pericia dental es ciento por ciento segura, dio por terminado el protocolo de identificación, recordó el diario Norte.

Cabe recordar que el 2 de mayo pasado, el tribunal integrado por Ricardo González Mehal, como presidente, y los vocales Hilda Beatriz Moreschi y Daniel Javier Ruiz, condenó a 21 años de cárcel a Rodrigo Silva por homicidio de Maira Benítez. Fueron absueltos su padre Catalino Silva, Luis Cirilo Coria, Héctor Gabriel Cáceres y Magdalena Belén Ledesma.

Maira Benítez desapareció el 17 de diciembre de 2016 en Villa Ángela. Conforme señalan los camaristas durante el juicio quedó probado que el condenado fue quién la mató; pero no pudo determinarse de qué manera, ni tampoco fue posible ubicar el cuerpo de la víctima pese a la extensa tarea realizada por la fiscal de investigación Gisela Oñuk a lo largo de 23 meses en la etapa preparatoria.

Compartir