“Estamos terminando cuatro años que fueron nefastos para la actividad industrial”, afirmó el titular de la UICh

En declaraciones a CIUDAD TV, el presidente de la Unión Industrial del Chaco (UICh), Andrés Irigoyen, dijo que las políticas económicas del macrismo dejaron a la industria "agonizando". En contrapartida, reveló que comparte la visión del presidente electo Alberto Fernández para revertir este proceso de deterioro del sector.

Los contundentes indicadores del deterioro de la actividad económica durante los últimos cuatro años no pasan desapercibidos para el sector industrial, uno de los más castigados por las políticas económicas pro finanzas y pro agro del gobierno saliente de Mauricio Macri. En ese sentido, el presidente de la Unión Industrial del Chaco (UICh), Andrés Irigoyen, graficó el estado actual de la industria en un solo concepto: “agonizando”.

“Estamos terminando cuatro años que fueron nefastos para la actividad industrial”, afirmó el titular de la UICh. Reconoció que hubo “momentos con algún pequeño repunte en términos de producción”. Sin embargo, advirtió que termina “con todos los indicadores en los sectores que se relevan con índices negativos, con la capacidad instalada en las fábricas de cerca de un 50 por ciento de líneas de producción paradas, con niveles de empleo realmente muy bajos, con pérdida de más de 54 mil puestos de trabajo interanuales, con tasas de interés altísimas, usurarias, con inflación desmedida, con índices de pobreza que superan holgadamente a los que teníamos cuatro años atrás, con un mercado interno absolutamente deprimido, con caída de más de 8 por ciento de exportaciones de origen industrial”.

Expectativa con Alberto Fernández: “Vemos la salida por el mismo camino”

Ya mirando de cara al recambio de gobierno, Irigoyen admitió que mantuvieron distintas reuniones con los equipos técnicos y con el propio Alberto Fernández donde se le planteó la problemática no sólo del Chaco sino también de toda la región, aportando propuestas de trabajo. “Hablamos el mismo idioma, entendemos exactamente lo mismo, vemos la salida del país por el mismo camino. Desde el punto de vista de sacar las lonas de las fábricas y encender las líneas, encender la Argentina”, aseguró.

“Obviamente que no es fácil, arrancamos de un campo absolutamente dinamitado, pero creo que es posible. Además de posible creo que es estrictamente necesario, de esta forma estamos cada vez peor. Y tenemos un presidente electo que entiende eso, que está dispuesto a trabajar en ese camino, que lo viene demostrando así. Por otro lado, el sector empresario está dispuesto a acompañar, a poner su granito de arena, y los trabajadores en el mismo sentido”, reflexionó el titular de la UICh.

Así, Irigoyen consideró que “nos esperan por delante sólo buenas noticias. A pesar de que no hay soluciones mágicas ni inmediatas. Requiere de mucho trabajo, de esfuerzo, pero es posible”.

 

Compartir