Tracción a sangre: la Justicia rechazó el pedido para suspender la consulta popular

La jueza Ana María Kassor, titular del Juzgado Correccional Civil y Comercial N°2 de Resistencia, rechazó este viernes la medida cautelar presentada por Concepción Gómez y su abogado patrocinante, Josias Abregú Gómez. Así, la consulta popular sobre el programa de sustitución de tracción a sangre se hará como estaba previsto este domingo junto con las elecciones municipales de Resistencia.

La magistrada resolvió rechazar la medida cautelar innovativa, en la forma en que fuera solicitada por Gómez; y a la vez prohibió la publicación y difusión del resultado del escrutinio provisorio y definitivo de la consulta popular, hasta que se resuelva en definitiva la acción principal.

“Lo que se decide en esta convocatoria popular de este domingo es la posibilidad de crear un fondo solidario compuesto por el 1% de los tributos que percibe el municipio”, en base a la disposición de la Ordenanza 13.004 de abril de 2019, expuso la jueza en declaraciones a radio Natagalá. Y recordó que el fondo a conformarse será utilizado para solventar el programa de sustitución de tracción a sangre.

“El ciudadano decidirá si otorga la posibilidad de que los tributos que percibe el municipio, en un 1%, conformen ese fondo solidario”, comentó.

La consulta

La consulta popular de carácter vinculante sobre el Programa de Sustitución de Tracción a Sangre se realizará este domingo 10 de noviembre junto a la elección municipal de Resistencia. Y preguntará a la ciudadanía si está de acuerdo en que el 1% de los tributos que paga se destine a la creación de un fondo que será utilizado exclusivamente para poner en marcha el programa.

El Tribunal Electoral autorizó la consulta popular y además emitió una resolución indicando que el voto debe ir en el mismo sobre en que se colocan los votos por los candidatos. Además, en el escrutinio, los votos de la consulta serán fiscalizados por las mismas autoridades de mesa que controlan la elección municipal.

En Resistencia está vigente una ordenanza del año 2016, que estableció un programa de sustitución de los vehículos de tracción a sangre. Hasta el momento, dicho programa no se materializó, por falta de fondos, entre otras cuestiones.

 

FuenteNorte
Compartir