Massalin volvió a abrir sus puertas en Goya por una conciliación obligatoria

Un representante de la tabacalera notificó este lunes a las 9 de la mañana que la empresa cancelaba la relación laboral con la totalidad de los empleados. Pero después de 12 horas y por orden del Ministerio de Trabajo estableció una conciliación obligatoria por 15 días. Anoche, volvió a funcionar la firma.

Massalin en Goya, Corrientes.

En las últimas semanas se encendió el alerta en la localidad correntina de Goya porque la empresa anunció la mudanza de parte de su equipamiento y personal a la planta de Merlo (Buenos Aires). Pero esto se transformó en un grave problema social cuando este lunes a las 9, los empleados que estaban trabajando fueron notificados que la empresa cerraba sus puertas.

El caso se nacionalizó y el Ministerio de Trabajo dictó una conciliación obligatoria. Por ello, en la noche a las 21, quienes se desempeñan en el turno noche volvieron a trabajar. Durante toda la jornada, los empleados acamparon frente a las instalaciones, mientras que instituciones e inclusive el intendente Ignacio Osella expresaron su preocupación y acompañamiento para avanzar con las gestiones destinadas a evitar que la antigua firma abandone la ciudad.

“Los compañeros que entraron a las 5 estaban trabajando como todos los días hasta que entró una persona que se presentó como representante de la empresa y les dijo que se fueran a sus casas, que en nuestra ciudad no continuarían con sus actividades. Fue desesperante. Si bien hace unos 15 días llevaron seis máquinas, se suponía que eso era sólo una mudanza parcial, para lo cual le ofrecieron a 30 empleados mudarse a Merlo. Pero además, eso se efectivizaría recién el 1 de diciembre”, expresaron desde el sector gremial a El Litoral.

Pero no sólo se trató de palabras, el anuncio verbal comenzó a llegar en formato de carta documento a los hogares de los más de 200 empleados de la tabacalera. Precisamente, en el mencionado escrito, Massalin Particulares manifestaba a los trabajadores que fueron despedidos por el cierre de la planta y que la liquidación de sus correspondientes indemnizaciones podría ser retirada en los plazos establecidos por la ley.

Abrazo y preacuerdo

“Aproximadamente a las 15 realizamos un abrazo simbólico a la empresa con la participación no sólo de los que somos empleados, sino también de nuestras familias, vecinos y representantes de organizaciones”, contó uno de los goyanos que ayer también recibió la carta de documento con el despido.

Tras lo cual expresó que ahora los representantes del SOT y Suetra nos informaron que el Ministerio de Trabajo dictó una conciliación obligatoria por 15 días, por lo que a las 21 se deben retomar las actividades en la planta.

“Para asegurarnos de que eso suceda, haremos un acampe hasta esa hora”, indicó. En tanto, minutos después de las 21 confirmó a El Litoral que “nuestros compañeros ya lograron ingresar”.

No obstante, aclaró que “esto es parte de un preacuerdo porque recién mañana (hoy) en Buenos Aires se reunirán los representantes de la empresa, de los dos gremios y las autoridades del Ministerio de Trabajo para firmar la conciliación”.
Por su parte, el jefe comunal expresó a este diario que volverá a viajar a la Capital Federal para intentar evitar el cierre de Massalin Particulares.

Compartir