Análisis breve de la ley penal más benigna

El contexto inflacionario que sufre Argentina en los últimos años hace necesario una actualización de las sumas de dinero a través del tiempo, como se hizo con la actual Ley Penal Tributaria n° 27.430. Consecuentemente, se generan distintas opiniones con respecto al principio de la ley penal más benigna.

Dr. Luciano Federico Díaz.

Por el Dr. Luciano Federico Díaz *

En el ámbito judicial, existen diversos principios que se aplican a diario en los tribunales nacionales a los efectos de emitir distintas sentencias, como por ejemplo, la ley penal más benigna. Éste significa que, al momento de dictar sentencia por un delito, de existir dos normas que fijen sanciones por los mismos hechos, se deberá aplicar la que sea menos dañina para el acusado.

Los fallos jurisprudenciales son muy importantes a la hora de poder entender el cuerpo normativo, ya que permiten responder dudas sobre distintas cuestiones del campo del derecho como, por ejemplo, lo mencionado anteriormente.

Fallo

En el Fallo: “G., H.D. s/Infracción ley 24.769- querellante AFIP -DGI”, AFIP-DGI apeló el fallo del juez de primera instancia que mantuvo la falta de mérito de G.H.D. dispuesta por resolución, sin perjuicio de proseguir el sumario penal, y el juez ordenó librar oficio a la AFIP-DGI para que brinde información si la parte actora se encuentra en un plan de pagos para regular su situación con el impuesto de los valores agregados durante los periodos fiscales 2009 y 2011 y también el Impuesto a las Ganancias durante los periodos 2007, 2009 y 2010 hasta la cancelación de la obligación, dando un total de $7.000.000 aproximadamente.

La Cámara Federal de Tucumán observó que no hubo dolo directo ya que el imputado incluyó toda la deuda en un plan de pagos. Aclaró que no cualquier ardid o engaño es apto para configurar el delito de evasión sino sólo el que tenga capacidad suficiente para dificultar el control fiscal.

En este caso, los períodos involucrados deben analizarse según la antigua redacción de la ley 24.769 y también por ser ley penal más benigna que permite extinguir la acción penal por pago antes del requerimiento fiscal de elevación a juicio. La Cámara confirma la resolución apelada y mantiene la falta de mérito.

La evasión simple en el artículo 1 de la ley 24.769 reprime a quién evada el pago de tributos a partir de un monto de $400.000 y la evasión agravada en el artículo 2 de la misma ley reprime a quién evada el pago de tributos a partir de un monto de $4.000.000. La nueva ley pasa de $400.000 a $1.500.000 y de $4.000.000 a $15.000.000 respectivamente.

De esta manera, las situaciones que eran admitidos como evasión simple por haber superado los $400.000, ahora podrían ser consideradas atípicos si no superan el nuevo mínimo establecido. A su vez, lo que antes era juzgado como evasión agravado, en un futuro sería solo una evasión simple por el incremento del importe.

En el presente fallo, la parte actora evadió al fisco por un monto que encuadra en evasión agravada del artículo 2 de la ley penal tributaria. Dicho monto – $7.000.000 aproximadamente – con la nueva ley penal tributaria encuadra en evasión simple – entre $1.500.000 y 15.000.000 – y dejaría de aplicarse su figurada agravada. Es por ello que, a raíz de esta situación, se suscitan cuestionamientos con respecto a la aplicación de la ley penal más benigna.

Por lo tanto, no se refiere a un cambio de valoración de la acción punible por parte del legislador, sino una mera actualización de la significación de lesividad al bien jurídico que no afectan la estructura del tipo penal y, por ende, no pueden aplicarse retroactivamente.

Es acertado las reformas que se encuentran en el nuevo Régimen Penal Tributario debido al contexto inflacionario en el que vivimos, además de que no cabe duda que el aumento de los umbrales mínimos de punibilidad disminuye la cantidad de causas futuras como también las actuales al resultar atípicas o por el cambio de figuras penales, como en el fallo analizado anteriormente.

 

(*) Magister en Derecho Tributario

Compartir